Más noticias

Multarán a los que contaminan el río Humuya

Población de Santa Rita continúa renuente a conectarse a red de alcantarillado. Oficina administradora opera con déficit

De las viviendas lanzan las aguas negras al río Humuya y desagües de ese caudal.
De las viviendas lanzan las aguas negras al río Humuya y desagües de ese caudal.

La contaminación por aguas negras que sufre el río Humuya ante la apatía de la población en conectarse a la red de alcantarillado para evitar ese daño, ha obligado a la alcaldía a tomar acciones para multar a los que afectan esa fuente.

Maximino Guevara, jefe de la Unidad Municipal Ambiental (UMA), informó que pese a las constantes campañas y llamados a los propietarios de viviendas colindantes con el río y otros canales para que no tiren desechos a sus aguas, el problema sigue igual.

“Estamos cansados de llamarles la atención, no hay conciencia del daño que le hacen a esa belleza natural con las aguas negras. Ya informé de la situación al departamento legal de la comuna para que proceda a la aplicación de la ley y sus respectivas multas a los que están cometiendo ese atentado al ambiente”, expresó el funcionario.

Entre 2009 y 2010 y con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Municipalidad instaló una red de alcantarillado con el objetivo de la población la utilizará y lograr así una reducción de contaminantes en ese afluente y otros que pasan por la zona.

La primera etapa da cobertura a 976 viviendas, pero de esas apenas solo 300 se han sido conectadas por sus dueños. Aparte de continuar con el problema, la oficina Aguas de Santa Rita, administradora de ese servicio, opera con déficit en gasto de energía eléctrica en la planta de tratamiento de esos líquidos.

“Estamos preocupados. De los más de 40 mil lempiras que invertimos en el funcionamiento de la red apenas recaudamos 20 mil. Eso nos está ocasionando trastornos en la administración. Es necesario que la población haga uso del servicio que nos beneficia a todos”, expresó Orlando Flores, gerente de Asry.

Indicó que ya no se puede seguir utilizando el río y letrinas para tirar los desechos contando con un gran sistema. Arnoldo Juárez, presidente de la Cámara de Comercio, también mostró su preocupación por el poco interés de los habitantes de hacer uso de la red.

“Si este proyecto no funciona existe el riesgo que en la ciudad no se siga ampliando. En el caso de los comerciantes la mayoría ya lo hicieron porque estamos conscientes que la obra es parte del desarrollo de este lugar”, apuntó.