Tegucigalpa, Honduras.

Tres instituciones descentralizadas se han negado a entregar sus automóviles de lujo, tal y como lo ordenó el Poder Ejecutivo.

Los organismos que han dicho que no cederán sus vehículos son la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), el Instituto de Previsión del Magisterio (Inprema) y el Instituto de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados Públicos (Injupemp).

El presidente Juan Orlando Hernández, mediante decreto ejecutivo, ordenó a todas las instituciones del Estado que entreguen a la Secretaría de Finanzas todos los vehículos de lujo para ser subastados.

La rectora de la Unah, Julieta Castellanos, dijo que los autos que adquirió recientemente esa institución fue mediante acuerdo legislativo y, por tanto, para entregar esos autos se requiere otro acuerdo legislativo.

Castellanos afirmó que la Unah recibió la autorización de comprar esos carros cuando Juan Orlando Hernández era presidente del Congreso.

Castellanos aseveró que ni la Policía de Tránsito ni la Fuerza de Seguridad Interinstitucional (Fusina) tienen facultades para decomisarles sus automóviles. Y es que el Ejecutivo giró instrucciones de detener y decomisar todo auto de lujo del Gobierno que circulara por las calles.