28/05/2024
10:20 AM

Tela, el más visitado; resurgen Trujillo, Comayagua y el sur

Más de 2.5 millones de hondureños recorrieron los sitios turísticos del país. La ocupación hotelera a escala nacional superó el 80%.

San Pedro Sula, Honduras

Unos 2.6 millones de hondureños se decantaron por los destinos turísticos nacionales especialmente por las playas y por las ciudades que conservan las tradiciones religiosas en Semana Santa.

Las autoridades gubernamentales califican esta temporada de vacaciones de verano como una de las más exitosas en el país porque se registró una gran movilización de turistas y menores incidencias negativas.

El presidente Juan Orlando Hernández informó que los 2.6 millones de vacacionistas provocaron un movimiento económico de siete mil millones de lempiras, lo que se tradujo también en miles de empleos.

“A pesar de que ha sido el año en el que más personas se han movilizado, logramos los números más bajos en incidencias de pérdidas de vidas humanas”, expresó al decir que Honduras registró la menor incidencia de muertes comparada con el resto de Centroamérica.

Foto: La Prensa

La zona sur del país recibió miles de veraneantes y se considera una revelación de turismo de este año.
Los más visitados

Tela fue el destino turístico más visitado por los hondureños durante esta Semana Santa; mientras Trujillo, el sur y las ciudades coloniales son la revelación.

Emilio Silvestri, director del Instituto Hondureño de Turismo de Honduras (IHT), dijo que fue un éxito el despliegue de veraneantes en el país. Tela tuvo más del millón y medio de visitantes, entre ellos 53 mil extranjeros, Trujillo más de 340 mil. “El Caribe sigue siendo el punto más fuerte, desde Omoa a Trujillo. Tela fue un éxito y el lugar con mayor turistas. Trujillo fue una sorpresa agradable en cuanto a llegadas de visitantes comparado con otros años, lo que nos indica que si terminamos la carretera logística que pasa por Bonito Oriental abre un destino bien interesante para el turismo nacional”, expresó Silvestri.

Agregó que también la zona sur denominada La ruta del sol movió a centenares de hondureños que disfrutaron de sus playas y de la isla de Amapala. Islas de la Bahía recibió a miles de turistas, West Bay en Roatán alcanzó más de un 98% de ocupación. Salir ayer de la isla fue una odisea para los que viajaron en ferry.

Turismo religioso. No todos los hondureños quisieron disfrutar del mar y el sol. Otros en familia decidieron visitar las ciudades coloniales de Honduras y participar de las actividades cristianas. “Comayagua fue espectacular, igual Gracias, Lempira, y Santa Rosa de Copán. El turismo religioso este año se levantó, especialmente en Comayagua”, detalló Silvestri. La ocupación hotelera del país superó el 80%, Silvestri lo percibe como una señal de confianza en las autoridades en carreteras y lugares turísticos.