L17,397 millones pagará Enee por energía térmica este año

En 2013 se pagaron L15,700 millones a los térmicos, pero en 2014 la compra creció 5% por el aumento en la demanda energética y la falta de proyectos renovables.

El FMI exige el rescate de la Enee que en la actualidad debe más de 9,000 millones de lempiras a las térmicas acrecentando su déficit.
El FMI exige el rescate de la Enee que en la actualidad debe más de 9,000 millones de lempiras a las térmicas acrecentando su déficit.

San Pedro Sula, Honduras.

A pesar de contar con bastos recursos naturales en el territorio, el proceso de creación de nuevos grandes proyectos de energía renovable ha sido lento, por lo cual la mayoría de generación energética en el país aún proviene de empresas térmicas privadas.

Esto tiene un fuerte impacto en el costo de la energía que pagan los consumidores, pues comprar tanta energía a los generadores térmicos es un factor que provoca un gasto de millones de dólares año tras año.

Según los reportes de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), solo en 2013 lo que se compró de energía térmica a los generadores privados fue $789 millones, equivalentes a 15,780 millones de lempiras, tomando como referencia la tasa de cambio del año anterior.

Y si la cifra pagada a los térmicos el año pasado fue elevada, la de 2014 será mucho mayor.

Según la Enee, este año la compra de energía térmica se elevará en un total de 5%.

Esto significa que en 2014 Honduras pagará por compra de energía térmica $828.4 millones).

Este incremento de compra se debe a que la demanda energética del país continúa creciendo y ante la falta de más proyectos de generación de energía renovable no queda otro camino más que recurrir al consumo de la generación de los térmicos.

Otras compras de energía

Además de los $789 millones pagados a las térmicas, la Enee compró en 2013 a los generadores privados de energía renovable $113.6 millones.

La estatal también compró energía a las plantas de carbón, empresas a las cuales se les pagó $15.2 millones. En total la estatal pagó casi mil millones de dólares a generadores privados de energía en 2013, exactamente los costos fueron de $917.8 millones.

La opciones de otros tipos de generación energética existen, pero prácticamente ninguna es pública.

Los nuevos proyectos de energía renovable en el país son privados, como el parque eólico Cerro de Hula, que genera 102 megavatios, lo cual permite a la Enee comprar energía más barata. Además se espera que el próximo año comience a generarse energía solar en el país, pero también mediante un proyecto privado.

Los grandes proyectos públicos de generación de energía renovable están parados por la falta de fondos para continuar.

La generación de energía térmica suple aproximadamente el 58% de la demanda energética de Honduras; mientras que la energía renovable en el país (entre pública y privada) proporciona el 42%.

Viviendo la “era térmica”

El pago de estratosféricas cantidades de dinero de la Enee a las térmicas comenzó en 1994, cuando la estatal se declaró incapaz de suplir las necesidades energéticas del país, debido a que la demanda había crecido demasiado.

Desde entonces, la Enee comenzó a comprar electricidad a empresas privadas, como Elcosa y Lufusa, además de contratar a Emce para operar las centrales de La Ceiba y Puerto Cortés.

Las principales empresas de generación térmica que se encuentran en el país son Lufussa que está en el sur del país con una capacidad instalada de aproximadamente 390 megavatios (MW), la planta de Enersa en Choloma con 282 MW y Elcosa que tiene en Puerto Cortés una capacidad instalada de 80 MW.

Lea: Más noticias de Honduras

El ingeniero Marco Raudales, experto en generación de energía térmica, expresó que la falta de acción de la Enee ha causado la dependencia de los generadores térmicos.

“Si desde aquel entonces en que se comenzó a comprar energía térmica se hubieran iniciado proyectos de generación hidráulica, como construir otra represa de las proporciones de El Cajón, hoy no se estaría pagando tanto a empresas privadas”, indicó.

Raudales manifestó que si no se crearon proyectos renovables fue por falta de planificación, pues han pasado dos décadas desde que se empezó a comprar energía térmica.

“Un país que tiene tantos recursos hídricos como Honduras debería usar apenas entre 10% o 15% de energía térmica”, expresó.

Según el ingeniero, la Enee debe tomar acciones concretas para hacer una realidad proyectos de generación de energía renovable por su propia cuenta, pues a la larga significarán un ahorro millonario.

Emil Hawit, gerente de la Enee, reveló ayer ante el Congreso Nacional que hasta el 20 de agosto pasado la estatal debe L6,803 millones a las empresas Elcosa, Ence y Luffussa, con un crédito a 45 días plazo.

Este mes, la cámara legislativa autorizó a la Enee a emitir bonos hasta por $250 millones, los cuales se creía que eran para pagar la deuda a los térmicos; aunque según afirmó Hawit ayer, eso no tiene que ver nada con el pago a las empresas de generación térmica.

La Prensa