En Tegucigalpa se respira aire más contaminado que San José y Ciudad de Guatemala

La ONU presenta un estudio mundial sobre la calidad del aire que señala que sólo el 12 de la población mundial que reside en ciudades respira aire limpio.

Foto de Archivo. Una vista panorámica de una bruma que cubre la capital de Honduras, Tegucigalpa.
Foto de Archivo. Una vista panorámica de una bruma que cubre la capital de Honduras, Tegucigalpa. /

Ginebra, Suiza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que solamente el 12 por ciento de la población mundial que reside en ciudades respira aire limpio, y casi la mitad convive con una polución 2,5 veces mayor que los niveles recomendados por el organismo.

Estas son dos de las principales conclusiones de un informe presentado hoy por la agencia sanitaria de Naciones Unidas y que hace un análisis de la calidad del aire en 1.600 ciudades de 91 países.

Los datos con los que cuenta la OMS no son comparables porque se refieren a años diferentes (desde 2008 a 2012), y porque los sistemas de medición son distintos, por lo que el organismo rehúsa hacer una clasificación jerárquica de las urbes más y menos contaminadas.

El estudio mide especialmente el nivel de las partículas contaminantes PM 2,5 -las más pequeñas y más perjudiciales ya que pueden penetrar directamente en los pulmones-, conocidas como partículas finas y consideradas las más peligrosas, y por tanto el mejor indicador de los riesgos para la salud de la contaminación ambiental.

El nivel "razonable" de estas partículas es una media anual de hasta 10 microgramos por metro cúbico. Si la presencia es mayor se puede considerar que existe contaminación perjudicial para la salud y si es menor, que el aire es limpio.

Con respecto a América Latina, el estudio cuenta con datos de ciudades de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala,Honduras, México, Paraguay, Perú, Venezuela, Chile y Uruguay.

En América Latina, la ciudad con peores indicadores es Lima en Perú y la que tiene un aire más limpio es Salvador de Bahía en Brasil.

En general en la región, las ciudades donde se respira peor son: Rencagua (54 microgramos de PM 2,5) y Chillán (53) en Chile; Santa Gertrudes, en Brasil (44): y Cochabamba, en Bolivia (41).

Las grandes urbes latinoamericanas que ofrecieron datos a la OMS fueron las siguientes; Guadalajara (México) 13; San José, 15; Buenos Aires, 16; Quito, 18; Asunción, 18; San Pablo, 19; Caracas, 24; México Ciudad, 25; La Paz, 26; Santiago de Chile, 26; Bogotá, 27; Tegucigalpa, (Honduras) 32; Guatemala Ciudad, 33; y Río de Janeiro, 36.

En Tegucigalpa el nivel de PM 10 es de 58. Comparando esta información con las otras dos ciudades de Centroamérica evaluadas, la capital de Honduras tienen más contaminación en su aire que Ciudad de Guatemala que posee un PM de 45 y San José de 27.

La información incluida en el informe ha sido entregada voluntariamente por los países, por lo que puede haber casos más extremos que no figuran en el estudio.

Es decir, se considera que Salvador de Bahía es la que tiene el aire más limpio porque la media anual indicó que "sólo" estaban suspendidos en el aire 9 microgramos de PM 2,5 por metro cúbico.

Ibarra, en Ecuador, se sitúa en segunda posición porque también relevó 9 microgramos de PM 2,5 pero contabilizó 18 microgramos de PM 10, mientras que en Salvador el nivel de PM 10 fue de 17.

Las PM 10 son unas partículas contaminantes que también están suspendidas en el aire pero son un poco mayores que las PM 2,5 y por tanto son menos perjudiciales.

Por otra parte, la ciudad donde se detectaron los peores índices fue la capital peruana. Si bien el índice general para la ciudad es de 38 microgramos de PM 2,5 por metro cúbico, en la subdivisión de Lima Norte se revelaron 58 microgramos, es decir casi seis veces el nivel establecido por la OMS.

Las altas concentraciones de las partículas finas se asocian con un gran número de muertes causadas por infartos y ataques cerebrales, por lo que la OMS advierte que residir en ciudades donde los niveles son dos veces y media los recomendados "pone a la población en riesgo de padecer problemas de salud a largo plazo".

El pasado marzo, la OMS reveló que más de siete millones de personas mueren anualmente en el mundo a causa de la contaminación ambiental ya sea fuera o dentro del hogar, lo que convierte a la polución en el principal riesgo medioambiental para la salud

De las 1.600 ciudades, 816 urbes de países desarrollados aportaron información sobre niveles de partículas PM 2,5 y otras 554 ofrecieron datos sobre niveles de partículas PM 10, un poco mayores que las PM 2,5 y un poco menos perjudiciales.

Sin embargo, sólo 70 ciudades de países en desarrollo aportaron estadísticas sobre niveles de partículas PM 2,5, y otras 512 ciudades informaron sobre partículas PM 10.

Estas estadísticas mostraron que una de cada ocho muertes en el mundo está relacionada con la exposición a ambientes contaminados.

De los siete millones de decesos, 3,7 millones tuvieron por causa la contaminación ambiental externa, y 4,3 se debieron a la polución interna de los hogares, causada mayoritariamente por la combustión para cocinar con madera, carbón o biomasa.

Asimismo, el 88 por ciento de las 3,7 millones de muertes causadas por la contaminación ambiental externa se produjeron en países de ingresos medios o bajos, que representan el 82 por ciento de la población mundial. EFE

La Prensa