Más noticias

Sectores en Honduras piden explicaciones de los restantes hospitales móviles

Analistas y expertos consideran que se debe corroborar lo que llegó en el barco y luego deducir responsabilidades a quienes compraron sin asesoría de expertos en la materia.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras la llegada de dos de los siete hospitales móviles a Honduras, diversos sectores exigieron a las autoridades constatar si los sanatorios vienen completos con los equipos y especificaciones correspondientes; pero también coinciden en que se debe castigar a los que abusando de su puesto hicieron compras sin la adecuada asesoría técnica.

Además, otro clamor es que el Estado debe confirmar si llegan o no llegan los cinco hospitales restantes que son una esperanza en las regiones sur, oriente y occidente en la emergencia, en caso contrario piden que entonces se proceda a recuperar el dinero de los otros cinco hospitales adquiridos por Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H).

Para el arquitecto Dino Rietti, el país no estaba listo para algo tan grande, y esta pandemia ha desnudado la realidad.

“Se tuvo que pedir hospitales portátiles, el tema hospitalario es el tema arquitectónico más complicado. Lo que ha venido es como un hospital de guerra” afirmó el profesional de la

Arquitectura


Lo importante para los expertos es ver cómo se hará la instalación, porque todo se vino sin planificación, y también quiénes estarán al frente dando atención porque el problema es de recurso humano. “Una entidad que hace carreteras u otros proyectos tomó lo arquitectónico más complicado y nadie asesoró” dijo Rietti.

“Es que solo nos queda conformarnos con esa tontería y aceptar lo que nos han traído; a estas alturas ya se debió haber presentado una demanda contra las compañías que no cumplieron con la entrega de los hospitales”, dijo Julissa Villanueva, exdirectora de Medicina Forense.

Edmundo Orellana: '“Grave error pagar el 100%”

investigar. El exfiscal general de Honduras Edmundo Orellana dijo que si existió negligencia por parte de la persona encargada de la adquisición de los siete hospitales móviles se le debe deducir la responsabilidad penal correspondiente. “El comprador, en este caso Honduras, debió enviar un equipo especializado a Turquía antes de adquirir los hospitales para verificar sus especificaciones; sin embargo, debido a la pandemia no se hizo.


Ante esa situación, lo que procede entonces es enviar un anticipo de la compra hasta verificar que los hospitales que se compraron reúnen los requisitos y una vez comprobado se procede a pagar el resto del dinero. Fue un grave error pagar por adelantado, porque lo que se hace es un anticipo, porque un pago adelantado se convierte en una ilegalidad. Ahora hay que verificar que lo que vino contenga lo que está documentado”.

Carlos Aguilar: “Falta recurso humano”

necesidad. El exsecretario de Salud Carlos Aguilar dijo que con la llegada de los hospitales móviles hay expectativa del desembarque para constatar si se cuenta con toda la estructura hospitalaria.

“La llegada de estos hospitales va a marcar, más allá de todo lo que se ha expresado en los medios de comunicación, uno de los momentos más insólitos, y yo diría vergonzosos, en la gestión de una pandemia como ha ocurrido con la covid-19. Lo que me resta es que esperemos que las dos unidades hospitalarias que Honduras compró en Turquía cuenten con las características técnicas específicas para su funcionamiento.

Mi preocupación es ahora el recurso humano y la gestión de los hospitales móviles. Hay una enorme carencia de médicos y enfermeras, muchos porque todavía estamos incapacitados y porque no hay especialistas en el área” dijo.

Ismael Zeped: “Es un espejismo”

Para Ismael Zepeda, técnico del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), la llegada de los contenedores que traen los hospitales móviles genera espejismo.

“Esto es como para no sentirnos estafados por funcionarios, empresarios, por todo lo que se ha venido sucediendo con esa compra. Que vengan hoy no tiene relevancia como si hubiera venido hace dos meses.

Hay que revisar ahora y ver que vengan con todos los implementos y especificaciones. Se debe revisar con las órdenes de compra y lo que se haya pedido. Porque hay dudas con esto que la fábrica no era la que los hizo o con la anomalía de la orden de compra con Estados Unidos.

Lo relevante es ver si viene completo y recalcar que son dos de siete. Ahora hay que preguntar: ¿Y los otros cinco? No se sabe cuándo van a venir. Entonces es una alegría de pobre, nos genera espejismo”.