Roatán.

Personal de la Marina Mercante, Fuerza Naval y la Comisión Permanente de Contengecias (Copeco), entre otras instituciones, trabajaban ayer contrarreloj para evitar que se expandiera el derrame de aceite y combustible en el mar, luego que una embarcación en poder de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) se hundiera ayer.

El desastre ecológico se registró en la bahía de Monte Placentero, en Roatán, Islas de la Bahía.

El bote de nombre AJ Transport fue incautado hace algunos años y estaba en uno de los pequeños muelles del dique. Los empleados estaban colocando redes para evitar más contaminación al lecho marino.

La barcaza estaba siendo subastada, pero debido a que el precio inicial rondaba los 12 millones de lempiras no se logró vender, ya que a lo compradores les pareció muy alto.

Se conoció que desde hace un año, las autoridades del departamento insular han venido exigiendo al personal de la Oabi, que retiraran la embarcación, pues estaba a punto de hundirse y podía generar un alto grado de contaminación al parque marino; sin embargo, nadie tomó cartas en el asunto. Ahora exigen abrir una investigación y se castigue por negligencia.

“Estamos en emergencia arreglando este problema por mientras tenemos una respuesta de la Oabi. Desde hace algunos años se les ha dado propuestas para poder evitado esto. Queremos contener el líquido con este plan de contingencias. Estamos esperando que venga apoyo de autoridades centrales”, dijo Dino Silvestri, gobernador de Islas de la Bahía. “Se les dijo que nadie les iba a dar 12 millones de lempiras, pero se cerraron en eso”, agregó el funcionario.

Tras el hundimiento de la nave, ningún representante de la Oabi se presentó al sitio del desastre, para conocer sobre los daños causados al medio ambiente por el derramamiento de aceite, en la isla de Roatán. La zona adonde se hundió la embarcación hay arrecifes coralinos y manglares. Otro bote llamado Emporio que se encuentra en el sitio podría correr el mismo riesgo si no se toman medidas a tiempo. La Oabi emitió un comunicado en el que afirma que retirará las embarcaciones de Roatán.