24/02/2024
04:14 PM

Santa Rosa de Copán crece hacia el norte en construcción de viviendas

Santa Rosa de Copán, Honduras.

Durante los últimos cinco años, la ciudad entró a un proceso de desarrollo que ha derivado en el despegue urbanístico, el cual cada día se hace más notorio y da una visión diferente de la denominada capital de la región occidental.

Las construcciones coloniales y edificios antiguos ahora se concentran en el casco histórico de Santa Rosa, ya que en los alrededores se han construido edificaciones que le dan un aspecto moderno.

De acuerdo con los datos estadísticos del departamento de Planificación Urbana de la Municipalidad, desde 2009 se han aprobado unas 13 colonias nuevas en el radio urbano de la ciudad.

Destacan como las más grandes la residencial María Auxiliadora ubicada en la colonia Loma Linda, residencial El Castaño y la lotificación y residencial Ecoforesta, la cual figura como un modelo en la ciudad por su diseño ecológico y conservación del ambiente.

El encargado del departamento de Planificación Urbana, Samuel Flores, dijo que el crecimiento urbano es ordenado y se garantizan los servicios básicos y parámetros de construcción ideales.

Cada permiso de construcción requiere la aprobación de la Corporación Municipal y se verifica que haya calles pavimentadas, alumbrado eléctrico, alcantarillado, agua potable, áreas verdes.

“Donde no hay red de agua potable se amplía y se solicita que se perforen pozos y que se sometan al sistema de micromedición municipal”, indicó.

Hasta el momento la ciudad se expande hacia la zona norte, adonde se ubican los barrios Dolores, Los Ángeles, Chimichal, Villa Belén y parte de la aldea El Rosario. En ese sentido, se considera que el centro de la ciudad ya está sobrepoblado, por ello la ciudad crece hacia el norte, o sea cerca de donde pasa la carretera internacional.

Construcciones

Las supervisiones de la comuna establecen que cada año en Santa Rosa de Copán se extienden 420 permisos de construcción.

La cifra se ha reducido en los últimos años, ya que en 2009 se extendieron más 500 permisos. Se vigila que las construcciones se hagan con materiales de calidad y no con adobe y baharequ.

Además se vela porque los lotes que se venden tengan tamaño y cantidad adecuada a la extensión del terreno.