19/06/2024
11:36 PM

San Pedro se queda sin centro de desintoxicación

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 10,000 enfermos alcohólicos se han beneficiado con la Unidad de Desintoxicación del hospital Leonardo Martínez desde su fundación en 1993.

No obstante, el proceso que ha iniciado el centro asistencial para convertirse en un hospital pediátrico obliga a las autoridades a cerrarlo y dejar de ofrecer ese servicio.

José Samara, director del Leonardo Martínez, explica que el hospital tiene un perfil materno-infantil y que al convertirse en un centro especializado en pediatría y enfermedades de la mujer no se puede atender a pacientes alcohólicos debido a que constituyen un riesgo para niños y mujeres.

“Además es una situación injusta o inadecuada para ambos”, manifiesta.

Samara indicó que el hospital tiene como plazo el 15 de octubre para comenzar la demolición de toda el área e iniciar la construcción de los quirófanos.

“Se buscó la colaboración de la alcaldía para reubicar el centro, pero hubo problemas de comunicación”, refiere.

Foto: La Prensa

Los enfermos alcohólicos permanecen hasta dos semanas internos recibiendo tratamiento.
Cifras

En lo que va del año 2015 , el centro de desintoxicación ha atendido a 267 pacientes.

Eva Espinal, representante de Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (Ihadfa), considera que no se debe permitir que la Unidad de Desintoxicación desaparezca.

“El alcoholismo ya está declarado como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no podemos dejar desamparados a estos pacientes. Aquí recibimos gente que viene desde Sangrelaya, Colón, es decir, que cruzan el mar, y no tienen otro lugar adonde ser atendidos”.

“¿Qué se va a hacer con los pacientes que necesiten ser desintoxicados y no tengan los recursos para pagar una clínica? (...) Lo ideal es trasladar la clínica a un lugar adecuado”, expresa Espinal.

El tratamiento

El proceso de desintoxicación consiste en la aplicación de sedantes, protectores de la mucosa gástrica, tiamina -que se requiere para recuperar el ácido fólico que pierden por el alcohol- y otros tratamientos especializados.

En clínicas privadas, el “combo” tiene un costo de 20,000 lempiras por cinco días; en cambio, en el hospital Leonardo Martínez el valor es de 600 lempiras.
Ramón Pineda, especialista en adicciones, dice que las consecuencias de no tener un centro de desintoxicación es que los pacientes alcohólicos pueden morir de afecciones cardiacas.

Familiares de los internos piden a la Secretaría de Salud la reubicación del centro de desintoxicación y que este no sea cerrado.