27/09/2022
11:29 PM

Más noticias

Recuerdan con flores y nostalgia a sus difuntos

Como cada año, los hondureños se volcaron a los cementerios a coronar a los que ya partieron; otros aprovecharon para reparar las tumbas

    Tegucigalpa, Honduras.

    La tradición de coronar las moradas de los que ya partieron se conjugan con los recuerdos que dejaron en vida.

    En el Día de Difuntos, los cementerios de todo el país fueron colmados por familias enteras que llegaron a dejar flores y a limpiar las tumbas de sus seres queridos. En ciudades como San Pedro Sula, donde todo el día llovió copiosamente, la afluencia fue menor, aunque para muchos la lluvia no fue obstáculo para cumplir con un deber de familia. Las entradas a los camposantos estaban invadidas por comerciantes que llevaron variedad de arreglos florales. En el sampedrano mercado Guamilito la venta de flores estuvo a la orden del día.

    LEA: Gran presencia policial en cementerios por el Día de los Santos Difuntos

    En los rostros de muchos se podía apreciar la nostalgia que les traen los recuerdos.

    En la capital, gracias a la vigilancia y seguridad proporcionada por el personal de la alcaldía, junto a los elementos de la Policía Nacional, Municipal y Militar, el emblemático camposanto Divino Paraíso fue abarrotado por los visitantes.

    En el lugar, los recorridos históricos fueron parte de la tradicional conmemoración.

    En el lugar aún hay modestos nichos e imponentes mausoleos. Este camposanto fue el más visitado de la fecha, aunque en los camposantos privados, el ir y venir de dolientes fue el mismo.

    En los mercados y en las afueras de los cementerios fue activa la venta de arreglos florales y coronas.