Tegucigalpa, Honduras.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) y la Secretaría de Salud autorizaron el primer pilotaje para visita conyugal a las personas privadas de libertad a nivel nacional, el cual se realizará los días sábado 4 y domingo 5 de diciembre.

La visita se llevará cabo cumpliendo con las medidas de bioseguridad establecidas por Sinager y los lineamientos para el proceso de visita en los diferentes centros penitenciarios de Honduras en el contexto de covid-19, por lo que la persona visitante tendrá que portar su mascarilla de manera permanente, alcohol en gel, presentar el resultado negativo de prueba PCR, antígeno o de diagnóstico rápido y su tarjeta de identidad.

Lea también: Salud establece lineamientos por covid-19 para familias que visitan a presos

Cada persona privada de libertad recibirá la visita de su pareja por el término de media hora. La persona visitante tendrá que estar inscrita en la base de datos de emisión de carné para visita conyugal y presentar una consutancia médica en la que se detalle que no padece de ninguna enfermedad de transmisión sexual (sífilis, hepatitis o VIH-Sida).

Se permitirá el ingreso de alimentos autorizados a los internos, los cuales deberán pasar el proceso de inspección correspondiente, para que posterior a la visita, los internos puedan llevar a sus dormitorios. El Instituto Nacional Penitenciario (INP) pidió a los visitantes que los alimentos se lleven en pequeñas cantidades para agilizar el ingreso.

Cada cárcel tiene establecido su calendario de visita por módulo; es decir, los establecimientos con mayor población, y por hogar en los lugares con menor cantidad de personas privadas de libertad.