21/04/2024
12:01 AM

“Quiero seguir aprendiendo más, no me conformo con leer y escribir”

  • 26 mayo 2023 /

José Ángel García se inscribió en el programa de alfabetización y aprendió a leer a los 45 años.

SAN MANUEL

“Siento una gran satisfacción poder dar lectura a esta carta”, fue parte del escrito de José Ángel Mejía, quien aprendió a leer y escribir a los 45 años. Su deseo es seguir aprendiendo a pesar de su edad.

“Me siento bien, porque cuando yo empecé no podía ni escribir mi nombre y hoy sí lo puedo escribir, para leer tengo un poco de trabas, pero me siento alegre porque yo quiero seguir aprendiendo y voy a seguir haciéndolo”, expresó.

José Ángel junto con otras cinco personas forman parte del primer grupo de personas mayores de 15 años que no sabían leer y escribir que se gradúan en el municipio de San Manuel, del departamento de Cortés, bajo el programa de alfabetización con la metodología cubana “Yo sí puedo”.

Los alumnos inscritos en el programa reciben seis horas clases a la semana y en tres meses ya leen y escriben.

Este programa busca reducir la tasa de analfabetismo que de acuerdo a un estudio de 2022 publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) es del 11.8% en el país.

Junto a él cinco personas más obtuvieron su diploma, en tres meses aprendieron a leer y escribir. Asesores cubanos capacitaron a los educadores hondureños para impartir las clases.

José agradece a su maestro por la paciencia que tuvo para enseñarle. “Quiero seguir aprendiendo más, no me conformo. Me costó aprender aún confundo las letras b y d porque una tiene la pancita para un lado y la otra para el otro y por eso las confundo al momento de leer, siguiendo puedo aprender más a pesar que tengo 45 años”, dijo a LA PRENSA.

José Ángel, originario de Santa Rosa de Copán, es padre de tres hijos, pero desde hace varios años reside en San Manuel, específicamente en la comunidad de Nuevo Plan, tuvo la oportunidad de asistir a la escuela, su papá lo mandó, pero a él no le gustaba.

Como castigo por no querer estudiar le compró una máquina para hacer bloques y le enseñó a trabajar. “Compró arena y la máquina y me enseñó a hacer los bloques, eso me daba de tarea todos los días, cuando terminaba de hacer los bloques me mandaba a recoger leña. Me castigaba por no querer ir a la escuela, pero no le echo la culpa a él porque sí me mandó, pero a mí no me gustaba”, recordó. Ahora José trabaja haciendo de todo.

Gustavo Mejía, el docente que impartió las clases al grupo, comentó que fue una experiencia diferente trabajar con adultos, ya que solo había trabajado con niños.

Alcalde de San Manuel

Arturo Castro:

“Es difícil entender que hay personas que no saben leer ni escribir”.

“Quiero seguir aprendiendo más, no me conformo con leer y escribir”

“Antes de iniciar con el programa tuvimos tres capacitaciones, nos dieron todas las instrucciones de cómo íbamos a trabajar en el proyecto. Con personas adultas es una experiencia nueva, porque la mayoría trabaja y hay que comprenderlos más, mi grupo aprendió rápido, en tres meses logré que aprendieran a leer y escribir”, manifestó.

El profesor Mejía daba las clases en la escuela Profesor Florencio Reyes, de 6:00 a 8:00 pm.

Tamara Prieto Colombé, asesora cubana del programa de alfabetización, que atiende los municipios de San Manuel, Villanueva y Pimienta, dijo sentirse encantada y dichosa de “haber tenido la posibilidad de haber llevado las letras a estas personas iletradas que hasta este momento había sido prácticamente imposible de graduar, de haber visto cómo ellos fueron capaces de escribir, de leer y tener ese deseo y motivación de seguir aprendiendo”.

En el departamento de Cortés hay de 10,000 personas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir y de esas el 20% están inscritas en el programa de alfabetización “Yo sí puedo”.