13/04/2024
07:00 AM

Publican fotos de Los Cachiros con políticos y oficiales de la Policía

  • 10 marzo 2017 /

Una de las fotografías en la que aparece Fabio Lobo es del 14 de diciembre de 2014, según el testimonio.

San Pedro Sula, Honduras

El exlíder del cártel hondureño Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, proporcionó a la DEA (Agencia Antidrogas Estadounidense) fotografías de presuntas reuniones con oficiales de la Policía, el entonces asesor de Seguridad, Julián Pacheco, hoy ministro, y Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo.

Esas gráficas forman parte del testimonio que Rivera Maradiaga dio ante un tribunal de Nueva York en el juicio contra Fabio Lobo. Una de las fotografías usadas por la Fiscalía de Estados Unidos aparece Fabio Lobo cuando se reunió con Los Cachiros el 14 de diciembre de 2014, según el testimonio.

El narcotraficante confeso ha vinculado a políticos hondureños de recibir sobornos a cambio de protección para el tráfico de drogas.

Las fotografías fueron presentadas por el noticiero Hoy Mismo.

Foto del 26 de junio de 2014 de Lobo, Amaya y Fúnez.

Fotografía de junio de 2014 en la que aparece Julián Pacheco y Fabio Lobo.

Una de las fotografías en la que aparece Fabio Lobo cuando se reunió con Cachiros es del 14 de diciembre de 2014, según el testimonio.

Foto: La Prensa

En estas fotografías aparece Fabio Lobo en una reunión con Rivera Maradiaga.
El expresidente Lobo fue vinculado al tráfico de drogas por Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien se entregó a la agencia antidrogas estadounidense (DEA) en diciembre de 2015, al testificar el pasado lunes en el juicio que un tribunal de Nueva York sigue contra el hijo del exgobernante, Fabio Lobo.

El narcotraficante admitió además en su declaración haber participado en el asesinato de 78 personas.

En su declaración de más de tres horas y media ante la jueza Lorna Schofield, Rivera Maradiaga acusó al expresidente Lobo, a su hijo, a su jefe de inteligencia y actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco, entre otros militares, policías y diputados, de recibir sobornos del cártel para facilitar el transporte de cocaína de Colombia y Venezuela hacia Estados Unidos.