A pesar de que el presidente de la CSJ (Corte Suprema de Justicia), Jorge Rivera Avilés, manifestó haberse solidarizado con los
magistrados destituidos la semana pasada
, uno de ellos aseveró que no han tenido comunicación con Rivera Avilés.

José Francisco Ruiz, dijo que la solidaridad no ha sido manifestada a los magistrados ya que el presidente de la CSJ, Rivera Avilés, no se ha comunicado con ellos, “ni antes, durante o después de la destitución”.

Al respecto el exmagistrado, aseguró que la comisión nombrada por el Congreso Nacional para investigar la conducta administrativa de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, no se entrevistó con ellos y tampoco les han explicado las causas de sus despidos.





“Nos destituyen sin tener un informe, nunca se reunieron con nosotros, además nos destituyen por una sentencia que aún no estaba firme, porque faltaba el fallo del pleno de los magistrados''. También denunció que fue víctima de espionaje, “me han
hackeado
las cuentas de correo y me mandaron a quitar las llaves del carro (asignado por el Estado) sin hacerme una
comunicación
por escrito, es lamentable todo esto que está pasando”.

A su vez rechazó la campaña de desprestigio que se ha hecho en contra de ellos cuatro, pues el presidente del Congreso Nacional dijo que había jueces relacionados con el crimen organizado y que los magistrados destituidos intentaban ponerle una trampa al Poder Legislativo respecto a la extradición de hondureños vinculados al
narcotráfico.


“Es lamentable que hayan actuado de esa forma cuando el magistrado
Gutiérrez
Navas hasta ha sido condecorado por sus méritos internacionalmente;
Rosalinda
Cruz y Gustavo Enrique
Bustillo
son otros dos connotados profesionales del país”, enfatizó.

“Vamos a seguir nuestro camino aunque sea largo, pero con mucha dignidad”, afirmó el
exmagistrado.

El titular del Poder Judicial manifestó que no tuvo que ver con las separaciones como en su momento lo aseveraron el presidente y vicepresidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández y Marvin Ponce, respectivamente.