19/05/2024
11:54 AM

Presidente de Honduras revelará plan para transformar el IHSS

German Leitzelar, uno de los interventores, adelantó que la principal meta es lograr que la seguridad social abarque a todos los hondureños.

Tegucigalpa, Honduras.

La comisión interventora del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) no solo ha sacado a luz los actos de corrupción que tienen a la institución sumida en una profunda crisis; también planteó las alternativas para rescatarla y revitalizarla.

Aunque el camino no será fácil, la meta ya fue planteada: universalizar los servicios para dar cobertura a todos los hondureños.

Este es el nuevo objetivo de la administración del presidente Juan Orlando Hernández, quien presentará este día la nueva propuesta basada en las recomendaciones de la interventora del IHSS.

“Él (Juan Orlando Hernández) va a hacer un planteamiento sobre los requerimientos y las necesidades y la forma en que se va a estructurar el cambio y la transformación de la seguridad social en el país”, explicó German Leitzelar, miembro de la junta.

Indicó que un comité técnico nombrado por el Presidente estuvo a cargo de consolidar la propuesta con que se pretende hacer la profunda transformación de la institución.

Modelo

Pero esa transformación no será nada fácil, ya que el nuevo modelo señala la universalización de los servicios de seguridad social, es decir, dar cobertura a todos los hondureños.

“Va en el marco de la universalización y el cumplimiento del mandato constitucional en lo que se refiere a ampliar la cobertura a la mayoría del territorio nacional y al mayor número de población”, explicó el también exdiputado del Congreso Nacional.

“Universalizar implica incorporar a la mayoría de los sectores de la sociedad, es decir extender los servicios a toda la población hondureña; se incluye a los extranjeros que residan en el país y a los que van de tránsito”.

Indicó que la Constitución de la República establece claramente las garantías y el derecho a la seguridad social que tiene la población, además de la obligación del Estado de proporcionar los servicios, normas que fueron violentadas en la pasada administración.

El abogado apuntó a que la base de sustentación del nuevo modelo concuerda con las indicaciones del convenio 102 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Normas Mínimas de Seguridad Social. “Esas son las bases mínimas que debe cumplir un Estado. Aspiramos a ir más allá de lo que el convenio establece”.

En este documento se hace hincapié en que por lo menos el 50% de la población asalariada de un país tenga cobertura de seguridad social.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, el 79.2% de la población nacional está en edad de trabajar (10 años y más).

De este porcentaje, la población económicamente activa apenas representa el 42.5%, es decir, más de 3.6 millones de hondureños. Según la OIT, 1.8 millones de hondureños deberían estar inscritos en el IHSS, pero solo tiene afiliados a poco menos de 658 mil cotizantes.

El convenio dice en los artículos 11 y 12 que el Estado debe proveer a las personas trabajadoras de productos farmacéuticos esenciales recetados por médicos u otros profesionales calificados.

Además sugiere ampliar la cobertura de los hijos de los afiliados, que actualmente termina cuando el menor cumple 11 años. La OIT pide llegar hasta los 18 años.

Monotributo

En la universalización de servicios se analiza la aplicación del monotributo, es decir que comerciantes individuales o población que no labora en el sector público o el privado pague cotización.

En este caso, la cuota que le corresponde al patrono es financiada por el Estado, que tiene una deuda histórica más de 2,700 millones de lempiras.

Una medida como esta podría beneficiar también a los docentes jubilados, que pierden su derecho de seguridad social al dar por terminada su labor dentro del sistema.