16/04/2024
04:54 PM

Omoa sigue de basurero chapín mientras arrecian los reclamos

Solo en 2020, el país recibió más de 1,400 toneladas de desechos sólidos provenientes
de Guatemala. Alcaldes de Omoa y Puerto Barrios exigen soluciones definitivas.

    TEGUCIGALPA

    Una vez más, las playas del municipio de Omoa, Cortés, recibieron la madrugada del domingo el impacto de desechos guatemaltecos provenientes de la desembocadura del río Motagua.

    El suceso se dio dos días después de que el Gobierno de Honduras exigiera al de Guatemala, en una reunión oficial, una solución definitiva al problema que durante años afecta las playas de los municipios de Omoa, Puerto Cortés, Tela y Roatán.

    Liliam Rivera, ministra de la Secretaría de MiAmbiente, señaló que el país sigue recibiendo impactos a pesar de los intentos de Guatemala de retener la basura con biobardas y que estas no lleguen al océano Atlántico.

    “Esperamos que nos vuelvan a convocar para establecer una ruta de trabajo para buscar soluciones definitivas”, dijo la ministra hondureña.

    En la reunión, las autoridades ambientales de Honduras señalaron que solo este año han recolectado 35 toneladas de basura, sin embargo, la preocupación mayor es que el invierno fuerte no ha llegado a Guatemala, el cual comienza en agosto y dura hasta noviembre.

    Las lluvias provocan que el caudal del río Motagua aumente, y por ende la cantidad de basura que arrastra y llega a las playas hondureñas es en mayores cantidades.

    MiAmbiente reportó que solo en 2020 Honduras recibió 1,434 toneladas de basura proveniente de Guatemala y que tuvo un costo de L3.94 millones.

    La petición del Gobierno de Honduras para ponerle fin a la problemática de la basura es que se cierren los botaderos a cielo abierto que arrojan grandes cantidades de basura al río, especialmente la zona 3 de la Ciudad de Guatemala.

    Problema viejo

    Por su parte, Mario Rojas, titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, expresó que el problema es de décadas y que no lo podrán solucionar en un año.

    El funcionario destacó que Guatemala ha cumplido con los acuerdos con los que intentan solucionar la situación, como reparar la barda industrial en el río, que en septiembre pasado dejó de funcionar y provocó un desastre ambiental en las playas hondureñas.

    Rojas indicó que están próximos a instalar tres sistemas de retención en la Ciudad de Guatemala, que serán mallas diseñadas para soportar avalanchas, por lo que esperan sean suficientes para frenar el paso de la basura.

    Sobre la solicitud del Gobierno de Honduras de cerrar los vertedores de cielo abierto que llenan de desechos el caudal del río, dijo que ese ha sido uno de los centros de trabajo en la gestión, en el cual se han enfocado en “capacitar a los guatemaltecos en disponer de una manera diferente los desechos”.

    Por otro lado, Hugo Sarceño, alcalde de Puerto Barrios, Guatemala, también se sumó a la solicitud de Honduras pidiendo a su Gobierno implementar soluciones inmediatas y definitivas para detener la contaminación. Ricardo Alvarado, alcalde de Omoa, criticó la reunión y expresó que el Gobierno solo repitió lo mismo que en septiembre de 2020. “De qué sirve que ataquen el río Motagua, si el problema es cuando depositan la basura en el río”.