El presidente Barack Obama dijo que la expulsión del país el fin de semana del líder hondureño Manuel Zelaya fue un golpe de Estado 'no legal' y sigue siendo el presidente del país.

Obama habló con periodistas en la Sala Oval el lunes tras reunirse con su colega colombiano Alvaro Uribe. El mandatario de Estados Unidos dijo que quería dejar bien claro que Zelaya es el presidente electo democráticamente.

Obama no llamó a restituir a Zelaya en su cargo

La separación del gobernante hondureño Manuel Zelaya podría ser una temprana prueba para el presidente estadounidense Barack Obama, mientras intenta mejorar la dañada imagen de EUA en América Latina.

“Ésta es una oportunidad de oro para hacer un claro quiebre con el pasado y mostrar que está inequívocamente de lado de la democracia, aún si Washington no necesariamente les gusta el tipo”, dijo el ex vicepresidente de Costa Rica, Kevin Casas-Zamora, en una entrevista en Washington.

Poco después del golpe militar, Obama emitió un comunicado expresando su “profunda preocupación”, luego de que las tropas hondureñas arrestaron a Zelaya en su residencia y lo expulsaron a Costa Rica.

Funcionarios dijeron que Obama estaba recibiendo actualizaciones regulares sobre la situación.

Zelaya fue expulsado tras desatar la irritación del Ejército, al Congreso y las cortes judiciales por impulsar una consulta declarada ilegal para allanar el camino hacia la reelección presidencial.

Diálogo

El comunicado de Obama instó a los hondureños a resolver la disputa pacíficamente, pero no llamó a que Zelaya sea restituido como presidente, aunque más tarde un funcionario estadounidense de alto rango indicó que lo reconocía como el único gobernante constitucional de Honduras.

Al preguntarle sobre la omisión inicial, un funcionario de la Casa Blanca se negó a hacer comentarios.

“Aún es el presidente legítimo. Obama debería exigir que sea restituido. Eso es muy importante, considerando la historia política de América Latina, el compromiso de Estados Unidos con la democracia ha sido cuestionable”, dijo Casas Zamora, ahora miembro de alto rango en el comité de expertos Brookings Institution de Washington.

Obama fue elogiado por líderes latinoamericanos tras prometer en la Cumbre de las Américas en abril mejorar las dañadas relaciones y romper con políticas estadounidenses pasadas que habían provocado fuertes críticas en la región.

Antecedente

Durante la Guerra Fría, EUA ayudó a derrocar o a debilitar a los gobiernos que no apoyaron sus intereses de seguridad nacional y a combatir la expansión del comunismo. Con esa historia en mente, Zelaya llamó a Estados Unidos en una entrevista en televisión a aclarar qué rol jugó en su deposición.

La rápida respuesta de la Casa Blanca fue “ninguno”. Estados Unidos tiene alrededor de 600 soldados estacionados en la Base Aérea Soto Cano en Honduras, quienes conducen operaciones antinarcóticos, de asistencia humanitaria y ayuda en caso de desastres.
“Los comandantes en Soto Cano están tomando medidas apropiadas de protección a las fuerzas”, dijo el portavoz del Pentágono David Oten, quien se negó a dar detalles.

Aunque el ex presidente Bill Clinton envió tropas a Haití luego de que una junta militar se instalara en un golpe de estado en 1994, Casas Zamora dijo que dudaba que Obama estuviese considerando intervenir militarmente en Honduras.

“Van a llevar el asunto a la Organización de Estados Americanos, OEA. Van a poner mucha presión sobre ellos el Ejército para que restituyan al presidente”, señaló.

“Estoy muy preocupado por reportes desde Honduras sobre la detención y expulsión del presidente Manuel Zelaya”, dijo Obama.

“Cualquier conflicto y disputa deben resolverse pacíficamente a través de un diálogo libre de cualquier interferencia externa”, agregó.
Sica

Lo que sería una cita para que Nicaragua traspasara a Costa Rica la presidencia pro témpore del Sistema de Integración Centroamericana, Sica, podría convertirse hoy en una manifestación de respaldo al mandatario hondureño Manuel Zelaya, depuesto con un golpe de Estado y que se encuentra en la capital costarricense.

La Unión de Naciones Sudamericanas, Unasur, reconoce sólo a Manuel Zelaya como presidente de Honduras y llamó a su reinstalación inmediata en el poder, señaló este domingo la presidenta chilena Michelle Bachelet, a la cabeza temporal del bloque. “Zelaya es el presidente de Honduras, por eso estamos haciendo un llamado a su reinstalación. ésa es la postura de los gobiernos de Unasur y del gobierno de Chile”, señaló Bachelet en una rueda de prensa extraordinaria en el palacio presidencial de La Moneda.

Reacciones

Clinton La secretaria de Estado de EUA, Hillary Clinton, condenó ayer el golpe en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya, pues “viola los preceptos democráticos” de la Organización de los Estados Americanos, OEA. En un comunicado oficial, criticó el arresto y la expulsión del presidente de Honduras por parte de militares e instó a que el episodio fuese “condenado por todos”.

Grupo de Río El Grupo de Río, conformado por 23 países latinoamericanos, expresó, en tanto, su “más enérgica condena” al golpe de Estado, indicó un comunicado de la cancillería de México, a cargo de la presidencia pro témpore del organismo.
El mecanismo de concertación política regional rechazó “el uso de la fuerza armada en la detención arbitraria sobre el presidente Zelaya”.

Chávez Hugo Chávez advirtió ayer que puso a las fuerzas armadas venezolanas “en alerta” tras el golpe militar en Honduras y dijo que su gobierno hará “todo lo que tenga que hacer” para devolver a Manuel Zelaya al poder. Aseguró que no reconocerá a ningún gobierno que no sea el de Zelaya, quien fue detenido por soldados y expulsado a Costa Rica.

ONU El secretario general de la Organización de la Naciones Unidas, ONU, expresó su “firme apoyo” a las instituciones democráticas en Honduras y pidió la restitución a sus cargos de los representantes democráticamente elegidos, incluido el presidente Manuel Zelaya, quien fue depuesto ayer por un golpe militar. Pidió a los hondureños comprometerse para buscar una reconciliación.

Mercosur La presidencia pro témpore del Mercosur emitió un comunicado pidiendo a “las fuerzas políticas y sociales” de Honduras “preservar el estado de derecho”. Una copia del documento fue entregado por la cancillería local.
Paraguay ejerce actualmente la presidencia del bloque aduanero regional integrado, además, por Argentina, Brasil y Uruguay.

ALBA Los países integrantes de la Alianza Bolivariana de las Américas, Alba, se pronunciaron sobre la situación política en Honduras. El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció ayer que hubo un “golpe de estado militar” en Honduras contra Zelaya Rosales y llamó a la comunidad internacional y a movimientos sociales a condenar esta “aventura” antidemocrática.