Tegucigalpa, Honduras.

Varias modificaciones sufrió el dictamen de la Ley de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización de los Partidos Políticos y Campañas Electorales, el cual fue introducido y debatido ayer en el Congreso Nacional.

La aprobación del primer debate de la legislación se efectuó hasta el artículo 40 sin la asistencia de todo el pleno de diputados, pero con la presencia de la mayoría de los jefes de las bancadas representadas en el hemiciclo legislativo.

En lugar de un titular que integraría la Unidad de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización, órgano que se creará en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y que contaría con autonomía técnica, operativa, funcional, de gestión al igual que presupuestal, ahora será conformado por tres comisionados.

“Se mantienen los mismos artículos, pero se agregan ciertos numerales en algunos de ellos; el dictamen sufrió algunas modificaciones de estilo, forma y fondo”, confirmó el vicepresidente de la junta directiva del Poder Legislativo, Antonio Rivera Callejas.

Detalló que “en vez de ser un comisionado ahora son tres, se agrega un inciso para la transparencia, el Gobierno se obliga a dar información de todo lo que gaste, erogaciones que haga”.

Al final, diez de los miembros de la comisión legislativa de asuntos electorales involucrados en el dictamen de la ley también conocida como de política limpia firmaron el dictamen, exceptuando la parlamentaria del Partido Unificación Democrática (Pinu), Doris Gutiérrez, quien en su lugar presentó un voto particular al respecto.

Mientras que el congresista del Partido Anticorrupción (PAC) y miembro de la comitiva, David Reyes, quien puso su rúbrica en el dictamen también expuso su voto particular, pero de manera parcial.

Desde las disposiciones generales que abarca el objeto de la ley hasta lo concerniente a la protección de datos personales de los militantes se admitió en el primer debate de la normativa que consta de 78 artículos.

El sexto artículo del dictamen de la ley sí sufrió una modificación de fondo, ya que serán tres los funcionarios que formarán parte del órgano que se encargará de auditar, investigar y sancionar a las fuerzas políticas incluyendo sus candidatos que infrinjan las normas de financiamiento e incumplan su deber de información.

Dos de las propuestas del Partido Libertad y Refundación (Libre) fueron consideradas y por tal razón las diputadas Fanny Valladares y Elvia Valle pusieron al final su rúbrica en el dictamen.