Más noticias

Pandillas utilizan a menores como verdugos en las 'casas locas”   

Otro video al que tuvo acceso LA PRENSA muestra el nivel de crueldad de los pandilleros.
Imágenes registran el asesinato de un hombre. Endurecerán penas a menores infractores.

San Pedro Sula, Honduras

Las pandillas que operan en Honduras alcanzaron su más bajo nivel de degradación moral al utilizar a menores de edad, no solo en el sicariato y en el tráfico de drogas, sino también en la ejecución de crímenes atroces y en el encostalamiento de personas en las denominadas “casas locas”.

Así lo retrata un nuevo video al que tuvo acceso exclusivo Diario LA PRENSA, en el que se observa a un grupo de adolescentes y niños participando en el asesinato y encostalamiento de una persona, cuya identidad todavía se encuentra bajo investigación por parte de los cuerpos de seguridad del Estado.

Investigación
Varios de los menores que participan en el asesinato de esta persona fueron detenidos por las autoridades y enviados a un centro de internamiento
El registro videográfico es bastante explícito y plasma el nivel de salvajismo, crueldad, violencia y frialdad a los que son llevados por sus líderes los jóvenes miembros de estas organizaciones criminales que ahora reclutan niños y mujeres para cometer sus fechorías y de esta forma evadir la cárcel.

En la cinta se puede observar a un hombre relativamente joven atado de manos hacia atrás y con una faja alrededor del cuello, quien además es golpeado e insultado incesantemente por al menos seis pandilleros, la mayoría de ellos menores de edad.

Esta es la primera vez que un medio hondureño logra documentar la forma cruel en cómo las maras operan en las casa locas contra sus rivales, tránsfugas o aquellos que no cumplen con el pago del mal llamado “impuesto de guerra”.

La fuente que proporcionó la información indicó que este y otros videos fueron encontrados en el celular de un pandillero detenido en la zona norte del país junto con otros de sus compinches.

En la grabación, medianamente audible, se logra escuchar que uno de los pandilleros informa que ya tienen sometido al sujeto y que están pronto a matarlo.

“Filmaron porque desde los centros penales les exigen la evidencia de que hicieron la pegada”, señaló el investigador, quien pidió el anonimato por motivos de seguridad.

El video se encuentra en poder de los cuerpos de investigación e inteligencia del Estado y, aunque el hecho ocurrió hace ya varios meses, hasta ahora no han logrado identificar a la víctima.

“Las autoridades creen que esta persona fue asesinada y posteriormente la encostalaron para luego botarla en algún punto de la ciudad”, expresó la fuente.
Por motivos de investigación tampoco se precisó el lugar exacto donde ocurrió el crimen.

Como parte de una serie de investigación periodística, LA PRENSA publicó ayer un video donde se observa a varios menores, entre los 13 y 17 años edad, que son entrenados por otro niño para ejecutar actividades de sicariato contra aquellos que se rehúsan a pagar el “impuesto de guerra” o en otras actividades criminales ordenadas por la mara.

$!Foto: La Prensa

En el nuevo video se observa a un grupo de adolescentes y niños participando en el asesinato y encostalamiento de una persona.
La serie ha puesto al descubierto el reclutamiento forzado de mujeres adolescentes, niños y niñas por parte de la mara Salvatrucha y la pandilla 18, dos de las organizaciones criminales más violentas.

La mayoría de estos son utilizados para el cobro de la extorsión, sicariato, narcomenudeo o como objetos sexuales en el caso de las mujeres.

Un agente de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) relató que la participación de estos menores en este tipo de actividades criminales es una forma de iniciación o adoctrinamiento.

Las maras entrenan a los menores para hacer diferentes actividades ilícitas y también les enseñan a matar, torturar y cometer otros tipos de crímenes crueles y sangrientos.

Aumento de penas. Frente a este nuevo fenómeno delictivo y la creciente implicación de niños en crímenes de alto impacto, la Comisión Interinstitucional de Justicia Penal propuso recientemente el endurecimiento de las penas a los menores infractores en el caso de la comisión de delitos graves.

Ahora, con la propuesta se puede aumentar la pena a 12 y hasta 15 años en los centros de internamiento.

También se propone una reforma por adición al Código Penal, en el que se agrava o aumenta la pena en un tercio para el adulto que induzca o utilice como instrumento para la comisión de los delitos graves a un niño o un adolescente.

Una reforma al artículo 332 del Código Penal o mejor conocida como Ley Antimaras aumenta las penas a un tercio y hasta 30 y 50 años de prisión contra los integrantes y cabecillas de maras que utilicen para ejecutar sus ilícitos a menores de edad, personas de la tercera edad y mujeres embarazadas.