25/11/2022
12:45 PM

Más noticias

Más de L40,000 gastan mipymes en obtener permisos de operación

San Pedro Sula, Honduras.

Los altos costos de los permisos y lo engorroso del trámite para conseguirlos hace que ser un emprendedor en Honduras sea un desafío, aseguran las asociaciones de mipymes.

Aunque la mayoría de micros, pequeños y medianos empresarios (mipymes) operan legalmente, un creciente número de ellos busca legalizarse, pero afirman que hacerlo no es nada fácil.

Liliana Guerra, propietaria de una empresa de calzado, manifestó que obtener una licencia ambiental ronda entre los 31,000 lempiras, un monto que califica como “desconsiderado”, ya que una pequeña o mediana empresa no puede costearlo. “Hay que incluir al ingeniero ambiental y con eso llega a los 50,000 lempiras el costo de la licencia”, señaló.

Importante
En la alcaldía, los mipymes tienen que sacar tres solvencias por un costo de L450 y L500. Para tenerlas deben estar al día.
Guerra, quien con su empresa emplea a 25 personas, indicó que obtener los permisos en la Municipalidad y el Servicio de Administración de Rentas (SAR), antes Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), significa perder varios días en el proceso. “El financiamiento es otra traba, la banca está dando tasas de interés de 34 y 36%, además de las garantías que están pidiendo”.

Amplió que patentar el producto o marca de la empresa cuesta aproximadamente L60,000. Datos proporcionados por la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) arrojan que para constituirse legalmente como empresa se debe cumplir seis pasos con un mínimo de cinco y un máximo de diez requerimientos cada uno. Autoridades no precisaron el costo.

Gerardo Gálvez, quien junto con su mamá se dedica a la panadería, manifestó que lograr el registro sanitario es sinónimo de oneroso. “Tenemos que pagar diez mil lempiras por cada producto, es decir que por semitas tengo que pagar un registro sanitario y por el pan de coco es otro y cada uno me cuesta diez mil lempiras, aproximadamente”, aseveró.

Gálvez contó que la solicitud de la licencia sanitaria le fue negada porque el negocio lo tiene en su casa. “No puedo pagar un local, tengo cuatro personas contratadas, me es imposible”.

Manuel Bonilla, director de la oficina de Vigilancia del Marco Normativo, antes conocida como Regulación Sanitaria, declaró que los negocios pueden estar en la casa y tener la licencia sanitaria, pero este debe estar en un sitio aislado, acondicionado específicamente para elaborar el producto. Bonilla pormenorizó que el costo depende de la complejidad del negocio que se categoriza en una y dos, la tercera es manejada en las oficinas de Tegucigalpa. “Es dependiendo, pero la complejidad uno o dos puede llegar a 7,500 lempiras, depende de la tabla”, acotó. La licencia sanitaria tarda unos 40 días.

Bonilla expresó que el registro sanitario cuesta L200 para cada producto, y está listo en tres semanas porque se aprueba en Tegucigalpa. Tiene una duración de cinco años.

Autoridades de la División Municipal Ambiental (Dima) informaron que desde el 2008 extienden dictámenes ambientales a aquellas mipymes que por su sector no generan un gran impacto ambiental. “Por ejemplo, un taller mecánico, un carwash, una glorieta se le extiende un dictamen ambiental, que dicta medidas de mitigación”.

El documento vale dos mil lempiras. Sin embargo, las licencias ambientales que deben sacar las empresas con más de diez empleados y que generan residuos sólidos y líquidos en volúmenes considerables deben pagar L34,000 más los costos del abogado.

“Una zapatería sí requiere una licencia ambiental por los químicos, el cuero, el resistol”. La licencia dura cinco años y el dictamen un año.