27/11/2022
04:15 AM

Más noticias

Lluvias dejan más de 24,000 personas afectadas y 13 muertos en Honduras

Copeco registra 7,422 familias afectadas a nivel nacional, de las que 1,824 tuvieron que ser evacuadas de sus hogares.

San Pedro Sula, Honduras.

Las últimas lluvias de la temporada que se registran en todo el país ratifican la vulnerabilidad que tiene Honduras frente a los azotes de los fenómenos naturales.

Las constantes precipitaciones que han caído en las zonas occidente y norte del país, han dejado a miles de familias afectadas; muchas de ellas tuvieron que dejar sus viviendas y pertenencias que con esfuerzo lograron obtener para ponerse a salvo ante el desborde de ríos, deslaves y deslizamientos de tierra que se han registrado en varias zonas.

Los reportes del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (Coen) de la Secretaría de Gestión de Riesgo y Contingencia (Copeco) contabilizaron hasta la tarde de ayer a un total de 7,422 familias afectadas a nivel nacional, de las cuales 1,824 tuvieron que ser evacuadas como medida de prevención ante los daños provocados por las precipitaciones.

Cuerpo de Bomberos rescata a damnificados.

La cifra de familias representa un total de 24,214 ciudadanos que salieron de alguna manera afectados por el mal tiempo.

PARA SABER

Ayer todavía el personal del Cuerpo de Bomberos realizaba acciones de rescate de familias que quedaron inundadas en zonas de El Progreso.

Además, las intensas lluvias ya dejan 13 personas fallecidas. Las mayores incidencias se reportan en la zona noroccidental y norte. “La parte occidental es donde tenemos el mayor tipo de incidencias, podemos hablar de la zona de Cortés, Santa Bárbara, Lempira, Yoro y en Francisco Morazán que son los lugares con mayor afectación”, dijo Pedro Barahona subjefe de operaciones de Copeco.

Barahona detalló que las lluvias dejaron 27 personas heridas, ocho desaparecidos, 126 derrumbes, 1,863 viviendas afectadas; también se registraron afectaciones en 180 comunidades, 38 carreteras, 16 puentes y 62 calles. “Respecto al número de familias afectadas por departamentos tenemos registradas que en Yoro hay 108, en Valle 109; en Santa Bárbara 149, en Olancho 31; Ocotepeque registran 54, Lempira 18, en Francisco Morazán 308 y en Cortés 252 familias”, especificó.

Decretan emergencia

Ante la grave situación, la presidenta Xiomara Castro decretó emergencia nacional por 90 días, por lo que ya se iniciaron las acciones para atender a las familias afectadas por el mal temporal. Los funcionarios del gabinete de gobierno desde el fin de semana se movilizaron a diferentes regiones del país para ayudar a los ciudadanos que salieron afectados; además, se comenzaron labores de reparaciones de la infraestructura vial.

8,768

Personas fueron evacuadas de sus hogares por personal del Cuerpo de Bomberos y socorro, la mayoría son de la zona norte, pues el desbordamiento del río Ulúa inundó sus viviendas

El decreto ordena a los titulares de las diferentes secretarías de Estado a ejecutar acciones de prevención y atención de daños, así como a reparar, construir, habilitar y dar mantenimiento a las carreteras que se han visto afectadas por las lluvias que azotan el territorio hondureño A la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), se le instruye implementar acciones inmediatas para atender las necesidades de la población.

Pronóstico

Las lluvias que se registran en el país son parte de la temporada lluviosa, por lo que las precipitaciones continuarán en los próximos días, establecen expertos del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos).Sin embargo, esas precipitaciones se podrían intensificar esta semana con el paso cerca del territorio de la tormenta tropical Ian.

El fenómeno es la novena tormenta tropical que se forma en el Atlántico, de las 18 que se pronostican durante la temporada ciclónica; hasta ayer Ian estaba a 340 kilómetros al este de Puerto Lempira y de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes se mantenía con vientos máximos de 45 kilómetros por hora.

El desbordamiento del río Ulúa en la zona norte causó que muchas familias perdieran su hogar y pertenencias.

Aunque la trayectoria de la tormenta tropical, que tiene altas probabilidades de convertirse en huracán, es hacia el Caribe, sus bandas nubosas generarán precipitaciones esta semana.

Francisco Argeñal, jefe de Cenaos, explicó que el fenómeno no se acercará al país, sino que va a seguir paralelo a la costa de la Mosquitia, y luego estaría siguiendo su camino hacia el oeste de Cuba y Yucatán.

Se espera que hoy el fenómeno tropical, al estar a unos 500 kilómetros al norte de Trujillo, sus bandas nubosas empiecen a introducir humedad del Pacífico a la zona del suroccidente, parte del centro, sur y suroriente del país, explicó Argeñal.

Las lluvias que se registrarán hoy serán de poca intensidad; no obstante, “el martes y miércoles esperamos lluvias más intensas en esa zona del Pacífico, por que Ian ya podría ser huracán categoría 3 el martes, y entonces allí las bandas nubosas y la circulación de los vientos van a transportar más humedad para el territorio nacional, desde el océano Pacífico, cruzando por El Salvador y llegando a las montañas del suroccidente, centro, sur y suroriente”, pronosticó.

Las precipitaciones podrían estar dejando acumulados máximos de entre 60 y 80 milímetros de agua por día. Para el occidente se espera que las lluvias más intensas se concentren en las zonas altas de Lempira e Intibucá. Sin embargo, la zona sur podría ser la más afectada, estableció el experto. “Las lluvias tienden más a concentrase en la parte sur y suroriente, por lo que se podrían presentar inundaciones en la parte bajas de Choluteca y Valle el martes, miércoles o jueves”, advirtió el jefe de Cenaos.

Actualmente Copeco mantiene vigente las alertas en todo el país debido a las intensas lluvias. Se mantienen en alerta roja los departamentos de Copán y Santa Bárbara, así como los municipios aledaños al río Ulúa; en alerta amarilla se encuentran: Olancho, Colón, Yoro, El Paraíso, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, Cortés, Comayagua, La Paz, Francisco Morazán, Valle y Choluteca; mientras Atlántida, Islas de la Bahía y Gracias a Dios se encuentran en alerta verde.Se prevé que para hoy Copeco extienda por 48 horas más las alertas, por lo que la población debe seguir con las medidas de precaución.