18/08/2022
08:28 PM

Más noticias

L300 millones tiene Educación para reparar 1,125 escuelas

Aunque identificaron más de 6,000 centros educativos en ocho departamentos del país que necesitan ser atendidos con urgencia.

Tegucigalpa, Honduras.

La Secretaría de Educación, a través de la Dirección de Infraestructura Escolar, reparará 6,480 centros educativos que necesitan ser intervenidos con urgencia.

A partir de junio se espera que inicien los trabajos de reconstrucción de las escuelas y colegios en los departamentos de Cortés, Colón, Yoro, Olancho, El Paraíso, Francisco Morazán, Valle y Choluteca, informó el director de esa dependencia, Juan Carlos Coello.

3,400

Escuelas nuevas se deben construir en el país, establece el Plan Maestro, pero por ahora, las autoridades se enfocarán en las reparaciones.

Los centros de esas zonas se identificaron con base a indicadores como la pobreza, la deserción, migración y los daños que dejaron las tormentas tropicales Eta y Iota, específicamente en la zona norte, señaló el funcionario.

Agregó que cuentan inicialmente con una partida presupuestaria de 300 millones de lempiras, con la que planean atender unos 1,125 centros, para el resto, las autoridades trabajan en la obtención de fondos a través de mecanismos cooperantes.

“Los equipos están trabajando en la formulación de los perfiles de los proyectos, mandamos a hacer el levantamiento de campo de los diagnósticos; y ya estamos en la etapa final con la Secretaría de Finanzas afinando los detalles para la asignación del presupuesto que es de 300 millones de lempiras”, detalló Coello.

L300 millones tiene Educación para reparar 1,125 escuelas

Explicó que la meta es mejorar las condiciones de más de 6,000 centros, según lo establece el plan de reconstrucción escolar, el cual fue lanzado el pasado viernes, “esos son los que están en condiciones catastróficas y necesitan ser intervenidos de carácter urgente”, dijo.

Daños

De acuerdo a los datos del Plan Maestro de Infraestructura Educativa, el principal problema de esos 6,000 centros es la falta de servicios hidrosanitarios, donde apenas el 13.27% (unos 800 establecimientos escolares) cuentan con alcantarillado público.

A eso se le suma la falta de agua; los datos indican que el 35.16% (más de 2,100 centros) no cuentan con el servicio de agua potable, por lo que deben abastecerse de pozos o ríos.

Respecto a la energía eléctrica, el 42% (más de 2,500) no cuentan con el servicio; también hay una deficiencia del 39% de mobiliario.

Los centros también requieren de cambio de techo, puertas, ventanas, pisos, entre otras reparaciones. “En esos centros podemos decir que el 75% de la infraestructura está en mal estado”, dijo el funcionario.

Inversión

Aunque priorizaron más de 6,000 escuelas y colegios; la realidad es que necesitan ser reparados unos 17,400 centros, dijo el director de infraestructura, pero debido a la falta de fondos es imposible atenderlos a todos.

El asesor educativo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Denis Cáceres, comentó que antes de la pandemia más del 60% de la infraestructura escolar en el país estaba dañada, pero con el cierre de los centros el porcentaje incrementó.

“Con la pandemia, al tener los centros educativos cerrados ese porcentaje pasó a ser cerca del 80% de la infraestructura con daños”. Cáceres estima que son unos 700 establecimientos escolares, la mayoría en la zona norte, que deben ser intervenidos de carácter urgente, pues fueron arrasados con las tormentas Eta y Iota y quedaron totalmente inservibles.

El asesor educativo manifestó que para que el Estado logre mejorar y dar mantenimiento a la infraestructura de todos los centros, se requiere de una inversión de aproximadamente 3,000 millones de lempiras anuales.