Más noticias

Juan Carlos Sikaffy: 'Empresas siguen usando la suspensión de empleos para sostenerse”

Se prevé que la recuperación de empleos en 2022 sea lenta, pues las empresas se están adaptando a trabajar con menos personal.

Tegucigalpa

A un año y medio de la pandemia del covid-19 en el país, las empresas no han logrado levantarse, lo que indica que los empleos que fueron suspendidos todavía no se han recuperado del todo.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), indicó que el ritmo de recuperación de empleos perdidos en 2020 ha sido lento. “El ritmo de crecimiento de la economía comenzó a reactivarse a partir del esfuerzo de vacunación que se activó en junio 2021 y de la reapertura comercial en general; sin embargo, la recuperación de los empleos ha sido más lenta, porque las empresas aún enfrentan problemas de operaciones, liquidez, restricciones de horario y retraso de vacunas, con lo cual todavía no alcanzan el ritmo deseado”, dijo.

El empresario manifestó que de acuerdo con los registros de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social al cierre de 2020 se suspendieron 155,559 empleos; pero datos más recientes a agosto de 2021 revelan que hay 163,234 trabajadores suspendidos en 1,446 empresas del país.

“Más bien parece que el número de suspendidos se ha incrementado y no tenemos información que nos certifique sin son los mismos o nuevos; pero sí nos indica que un grupo importante de empresas sigue utilizando la suspensión como vía para sostenerse en el mercado, en tanto se recuperan sus operaciones”, apuntó el empresario.

447,774
personas se encuentran desempleadas en Honduras, la cifra aumentó en 207,241 personas durante 2020 por las suspensiones y despidos.
Durante el año 2020 se reportó un 10% de cierres definitivos de empresas y el 59% reportó la reanudación de sus operaciones, pero que seguían mal, al segundo trimestre de 2021, la Federación de Cámaras de Comercio del Itsmo Centroamericano ( Fecamco) reportaba que en Honduras únicamente el 42% de las empresas proyectan que tendrán ganancias al final del año; un 21% prevé que tendrán algún tipo de pérdidas y el restante 36% reporta que se mantendrán igual que el año anterior, calificado como un mal año, añadió Sikaffy.

Expectativas

Para el próximo año, los empresarios prevén que el empleo no se recuperará al ritmo en que se mejore la economía del país, producto de que las empresas aprendieron a trabajar con menos personal.

“Eso hace suponer que el problema del empleo seguirá siendo un desafío para lo cual se requiere una política consistente de emprendimiento, empleo, formación profesional, vacunación y al compromiso del nuevos Gobierno con estas políticas, a fin de contribuir a un sostenido crecimiento y reinserción laboral”, apuntó.

El ritmo de crecimiento de la economía en el país al cierre del año, según el Banco Central de Honduras (BCH), será entre 3.2 y un 5.2% más cerca del límite superior proyectado en el rango, y para 2022 proyectan que ese crecimiento se mantendrá en el mismo rango, pero más cerca del medio, o sea un 4%.