Nueva York. El presidente Juan Orlando Hernández participó ayer de forma virtual en la Cumbre de Sistemas Alimentarios realizada en el marco del Asamblea General de las Naciones Unidas.

Durante su ponencia solicitó que se garantice el acceso permanente de los niños a la educación, nutrición y salud, y destacó los esfuerzos de Honduras por recuperar el nivel de los menores que recibían alimentos en las escuelas antes de la pandemia de covid-19.

El gobernante dijo que Honduras ha enfrentado en estos dos últimos años la peor crisis de su historia y recordó que la pandemia puso de rodillas al sistema de salud y amenazó “gravemente la producción de alimentos, poniendo en grave peligro la seguridad alimentaria”. “Como si esto fuera poco, en noviembre de 2020 fuimos golpeados severamente por dos huracanes mortíferos, Eta y Iota, causando pérdida de vidas, graves daños en los cultivos y una destrucción sin precedentes de nuestra infraestructura”, manifestó el mandatario.

En torno a la merienda escolar, dijo que Honduras apunta a recuperar el nivel de niños que recibían alimentos en las escuelas antes de la pandemia (1.3 millones), para 2022. De igual forma, para 2030 se trabaja para mejorar la calidad, cantidad y eficiencia de los programas de alimentación escolar, de forma que cubran a todos los niños e incluyan, además de producción de alimentos nutritivos en forma sostenible y asequible mediante el uso de agrotecnología, el acceso a plataformas de conectividad digital con autosostenibilidad energética.