25/09/2022
06:18 AM

Más noticias

JOH: Nadie va a tener privilegios en este Gobierno, ni mis propios familiares

El mandatario leyó ayer un mensaje en el que habló sobre su hermano Tony Hernández.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández, en una inusual comparecencia ante los medios, leyó ayer un mensaje en el que reafirmó que nadie está por encima de las leyes en el país, incluyendo funcionarios de su Gobierno o sus mismos familiares.

Las declaraciones del mandatario surgen luego que el nombre de su hermano, el diputado Juan Antonio (Tony) Hernández, fuera mencionado por el excapitán del Ejército Santos Rodríguez Orellana, quien es investigado por Estados Unidos.

A continuación algunos fragmentos del comunicado: “En días recientes ha circulado una versión sobre la presunta relación directa o indirecta, voluntaria o circunstancial de mi hermano, el diputado Juan Antonio Hernández, con personas o con supuestas actividades al margen de la ley. A pesar de no conocer ninguna acusación de origen nacional o extranjero que se acompañara a estas versiones.

Quiero reiterar a todos los hondureños que tal y como se hizo en el tema de los vinculados al caso del Seguro Social, el caso de Fabio Lobo, el caso del expresidente Rafael Callejas, y en el caso de todas las personas que hasta ahora han sido extraditadas, así como los que hoy pagan sus condenas en la cárcel El Pozo, deben entender que en este país nadie está por encima de la ley.

Durante este Gobierno nadie que haya sido señalado por la justicia no tiene, ha tenido ni va a tener ningún tipo de concesiones o privilegios, ya se trate de correligionarios, de mis propios familiares, funcionarios o ciudadanos de otros países, nuestra postura es clara y seguirá siendo clara de luchar contra la corrupción y delincuencia sin distinciones. La mayoría de los hondureños somos trabajadores y honrados, que nos ganamos el pan de cada día con esfuerzo honesto, y no vamos a permitir que se instale la idea errónea de que todos en este país somos corruptos, y les aseguro que los castigos para quienes infrinjan la ley serán ejemplares, no vamos a permitir que los antivalores se apoderen de las aspiraciones de la juventud. Aquí lo reitero, el que mal anda mal acaba.

Muchas veces algunos medios de comunicación, más aún las redes sociales, entran en un libertinaje sin precedentes. En otras ocasiones medios de comunicación acusan y condenan a personas que son inocentes antes de que un tribunal pueda decir lo correspondiente. Ofenden la dignidad de la gente con información que atenta contra el honor y el buen nombre al que tienen derecho no solamente ellos, sino sus familiares y amigos.

Este Gobierno se caracteriza por facilitar las investigaciones a los entes de seguridad y justicia, y a la adecuada aplicación de la ley. Durante este Gobierno, como lo he dicho siempre, no ha existido, no existe ni existirá nadie por encima de la ley. Sin embargo, los derechos al debido proceso y la presunción de inocencia también hemos dicho deben ser respetados hasta que las investigaciones culminen y sean los tribunales los que tengan la última palabra, pero bajo el entendido que justicia tardía no es justicia.

Su hermano

En días pasados, el diputado Juan Antonio Hernández, mi hermano, dio la cara ante la opinión pública y dijo lo siguiente. Abro comillas: Que en cualquier caso para bien o para mal cada quien es responsable de sus actos, que invitaba a cualquier persona o autoridad nacional o extranjera a que si tienen pruebas en su contra las presenten, y que está en la disposición de presentarse ante la autoridad correspondiente para facilitar cualquier investigación.

Que todos los ciudadanos estamos obligados a rendir cuentas de nuestras actuaciones ante las autoridades correspondientes. Yo digo, sería recomendable que todo aquel que ha sido mencionado o tenga algo que declarar ante la justicia se presente de manera voluntaria. No tengo ninguna duda que, más allá de las agendas que buscan desestabilizar al Gobierno y atentar contra la tranquilidad de los hondureños, vamos a continuar de manera firme y contundente nuestra lucha contra quienes infringen la ley y cometen hechos delictivos, en esto seguiremos siendo contundentes y no daremos marcha atrás.

Finalmente, quiero enfatizar que así como reafirmo que en Honduras no hay nadie por encima de la ley, igualmente quiero decirles a las autoridades locales o naciones y extranjeras, que conociendo que hay grupos interesados en debilitar a este Gobierno y que atentan de manera permanente contra la paz, no se presten para acompañar esas agendas oscuras.

Y que en las agendas claras, como siempre lo hemos dicho, seguiremos siendo socios, comprometidos de manera contundente para hacer justicia”.