"

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, confirmó la llegada hoy a su país de una misión exploratoria de tres personas designada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para establecer los parámetros para un diálogo para superar la crisis postelectoral.

'Hoy vienen al país algunos de los facilitadores' designados por la ONU, afirmó Hernández, tras participar en una jornada de oración en la Casa Presidencial, en Tegucigalpa.

La designación de la misión fue notificada por la ONU a la Cancillería hondureña, y la integran Catalina Soberanis, de Guatemala; Marcie Mersky, de Estados Unidos, y Carlos Vergara Luna, de El Salvador, dijo a los periodistas el coordinador de la Mesa de Convocantes, German Cálix, de la Pastoral Cáritas de Honduras.

Hernández dijo que el lunes se reunió con el nuevo representante del Programa de la ONU para el Desarrollo en Tegucigalpa, Igor Garafulic, a quien le afirmó que su Gobierno solicitó hace dos semanas a Naciones Unidas apoyo técnico para la facilitación del diálogo nacional que promueve para buscar una salida a la crisis.

'El diálogo es la ruta para entendernos, pero no es la ruta para engañar a nadie, por eso en ese diálogo debemos estar todos presentes', subrayó el gobernante, quien el pasado 27 de enero asumió su segundo mandato.

"

$!Foto: La Prensa

"

Catalina Soberanis, Carlos Vergara Luna y Marcie Mersky.
Honduras vive una crisis política derivada por la denuncia de la Alianza de Oposición de un presunto fraude en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017.

Salvador Nasralla, quien fue candidato presidencial de la Alianza de Oposición, no reconoce los resultados de las elecciones, aduciendo que el Tribunal Supremo Electoral hizo fraude para favorecer al gobernante, quien fue reelegido en los comicios bajo la bandera del Partido Nacional.

La Alianza de Oposición viene promoviendo desde el 29 de noviembre de 2017 protestas callejeras, algunas de ellas con actos de vandalismo, contra el supuesto fraude, que han dejado cuantiosas pérdidas económicas.

El gobernante indicó que los hondureños quieren 'construir más orgullo de aprender a solventar los temas por nuestra propia cuenta' y, señaló que lo que se necesita de la ONU es 'la facilitación, esa capacidad de poder encontrar puntos de coincidencia'.

Reconoció que la sociedad civil reconoce que el país necesita 'un diálogo político', pero ha entendido que 'no es justo para Honduras dejar a los políticos decidir por todos los demás'.

Ante ello, Hernández invitó a sus compatriotas a que sean 'activos en esta nueva etapa porque, así como tan provechoso puede ser también tan riesgoso puede ser una decisión que se tome desde el ámbito político, pero va a afectar a toda la nación'.

"