22/01/2023
09:24 PM

Más noticias

Inteligencia estatal va tras saqueadores de medicinas

El presidente Juan Orlando Hernández advirtió a empleados y funcionarios de Salud que se han lucrado con recetas de pasillo

Tegucigalpa. Dentro de los hospitales y centros de salud del Estado también hay delincuentes dedicados al contrabando de medicamentos.

A fin de frenarlos y descubrirlos, el Gobierno conformó un cuerpo de Inteligencia que se suma a acciones de vigilancia e investigación a fin de detener la millonaria fuga que se ha detectado.

Durante la firma de un convenio de compra de medicamentos, el presidente de la república, Juan Orlando Hernández, advirtió a los trabajadores de Salud que esta unidad tendrá como misión identificar a los saqueadores de medicinas.

“Esto se puede resolver con el apoyo de la población y también por la participación que ahora va tener la Dirección de Inteligencia del Estado, aprovecho el momento para enviarle un mensaje a quienes trabajan ahí o han estado acostumbrados hacer eso, no les extrañe que de repente en un operativo caigan y van a tener que ser remitidos a la Fiscalía y posteriormente al Poder Judicial”, amenazó Hernández. Apuntó a la necesidad de “evitar que esas famosas recetas de pasillo le hagan un tremendo daño al pueblo hondureño, hay gente que trabaja en el sistema de Salud y otros que no trabajan que lo que hacen es llenar dos, tres, cuatro, cinco recetas sacan los medicamentos y cuando llega quien los necesita no hay”.

Compra

Ayer, en compañía de las autoridades de Salud, representantes de sociedad civil, y organismos internacionales, Hernández anunció el nuevo proceso de compra de medicinas que iniciará con la adquisición de 350 millones de lempiras. El nuevo proceso rescata el uso del fideicomiso con Banco de Occidente, que fue empleado durante la administración del ex ministro, Salvador Pineda.

Sin embargo, agrega la participación directa en la adquisición de la Agencia de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), el Fondo de la Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).