Tegucigalpa, Honduras.

Las autoridades de Honduras se incautaron hoy de bienes por 72,6 millones de dólares pertenecientes a un clan familiar incluido por EUA en una lista de personas y empresas relacionadas con el narcotráfico, informó una fuente judicial.

Los bienes, pertenecientes a la banda Los Cachiros, fueron confiscados en el departamento norteño de Cortés y en el caribeño de Tocoa, dijo a Efe el portavoz del Ministerio Público en Tegucigalpa, Carlos Vallecillo.

Entre los bienes decomisados hay un zoológico, 24 vehículos, tres hoteles, una empresa de transporte, de palma africana, una minera, una compañía de seguridad y una inmobiliaria, precisó la fuente.

Agentes de la Policía y de la Dirección Nacional de Lucha contra el Narcotráfico y fiscales del Ministerio Público ejecutaron las incautaciones en el norte y Caribe de Honduras.

Vallecillo indicó que los bienes estaban a nombre de los hermanos Javier, Devis, Santos y Mayra Rivera Maradiaga, y de sus padres Santos Rivera y Esperanza Maradiaga, todos integrantes de la banda Los Cachiros.

Esas personas integran la organización Los Cachiros, reveló este jueves el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en un comunicado divulgado en Tegucigalpa por la Embajada estadounidense.

Javier y Devis lideran la banda y 'juegan un rol significativo en el tráfico internacional de drogas', según el Departamento del Tesoro de EUA.

La canciller de Honduras, Mireya Agüero, dijo hoy que su país ha recibido de Estados Unidos 'siete solicitudes' de extradición de hondureños implicados en narcotráfico, crimen organizado y terrorismo.

Agüero no precisó los nombres de estas personas, ni las causas de la petición, para, dijo, 'no alertar a estos criminales, antes de la ejecución de una orden de captura'.

Estados Unidos también señala que los integrantes de la banda Los Cachiros utilizan cinco empresas familiares para 'continuar las actividades de tráfico de droga de la organización y blanquear ganancias ilícitas'.

Esas empresas, que son parte de los bienes incautados este jueves por las autoridades hondureñas, son: Ganaderos Agricultores del Norte, S. de R.L. de C.V; Palma del Bajo Aguan, S.A.; Minera Mi Esperanza, S.A.; Inmobiliaria Rivera Maradiaga, S.A. de C.V; e Inversiones Turísticas Joya Grande, S.A. de C.V.

'Los Cachiros es una organización violenta de tráfico de drogas en Honduras, cuyos miembros reinvierten las ganancias de la droga ilícita en empresas y propiedades con el fin de ganar legitimidad pública y lavar su riqueza ilícita,' dijo el director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro, Adam Szubin, según el comunicado.

Los Cachiros 'controlan el 90 % de las pistas clandestinas en Honduras, y usan estas pistas para facilitar la entrada de las drogas a Honduras y Guatemala', según el comunicado.