Tegucigalpa, Honduras.

Con el desembolso de 180 millones de lempiras para pagar prestaciones laborales, la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) inició ayer el proceso de reducción de empleados.

El gerente de Hondutel, Jesús Mejía, informó que se han acreditado en los bancos el pago de derechos laborales de los trabajadores que desde octubre de 2013 solicitaron su retiro voluntario de la institución.

Indicó que para tal fin se han puesto a disposición 180 millones de lempiras para la primera etapa y a principios de julio próximo se desembolsarán 120 millones de lempiras para cumplir las obligaciones adquiridas con los empleados. En total, 300 millones de lempiras están destinados a prestaciones para unos 730 trabajadores, proceso que da lugar a una significativa reducción, indicó.

Mejía explicó que se trata de un plan de retiro voluntario que ha ayudado a “aflojar” un “poquito” la presión sobre la masa salarial.

Planilla

Detalló que Hondutel manejaba una partida mensual de 84 millones de lempiras en pago de sueldos y salarios, la cual se ha logrado reducir actualmente a 65 millones de lempiras, lo que significa un ahorro importante de 22.6 millones mensuales.

Mejía aseveró que Hondutel no está en la quiebra, sino que tiene problemas de liquidez, pero su situación difícil se atribuye a un conjunto de males.

Para el caso, según trascendió en los pasillos de la Secretaría de Finanzas, para el presupuesto de 2015 se habría ordenado una reducción de 700 millones en el presupuesto de la estatal. Esta decisión agravaría aún más la crisis y elevaría el déficit, en virtud de que Hondutel ya operaba al límite en 2014 con un presupuesto de 2,800 millones de lempiras. Esta drástica reducción del presupuesto limitaría aún más las posibilidades de que la empresa invierta en tecnología.

Revisión de puestos

Mejía destacó que se analiza internamente el perfil de los empleados que ingresaron hace ocho y 10 años. Como parte de esa evaluación se destaca la revisión de sus capacidades académicas y su rendimiento laboral en los últimos años.