27/05/2024
12:01 AM

Gran Caimán, el otro sueño americano para hondureños

  • 27 junio 2023 /

De casi 4 mil compatriotas radicados en la isla, unos 3 mil son ceibeños y el resto del litoral atlántico. La migración a Gran Caimán en busca de trabajo va en aumento

San Pedro Sula, Honduras.

Óscar Armando Mecén es un legendario locutor ceibeño que dejó los micrófonos en el 2013 para abrirse una oportunidad de trabajo en la isla de Gran Caimán.

Él es uno de los 3,900 hondureños que radican en la paradisiaca isla, de acuerdo con datos de Migración de Caimán.

De estos, unos 3,000 aproximadamente son de La Ceiba, seguido de Guanaja, Islas de la Bahía y el resto de diferentes partes del litoral atlántico. En su mayoría se han establecido en George Town, la capital.

Para viajar Gran Caimán ya sea por motivos de trabajo o de turismo se necesita una visa, la cual se tramita en línea en la página de migración de la isla. El documento cuesta entre 115 a 120 dólares caimaneños, (unos 3,000 lempiras). Si es para aplicar a un empleo debe presentar una solicitud de trabajo que una empresa establecida en Gran Caimán o un contratista le extiende desde el islote. También debe presentar los antecedentes policiales y penales, así como exámenes médicos.

Gran Caimán es la más grande de las Islas Caimán, un territorio británico de ultramar en el Caribe con una población de 70 mil habitantes.

Cuando Óscar Mecén llegó a la isla laboraba para la empresa Caribbean Marine Service, una compañía que se dedica a desabordar turistas que llegan en los cruceros a través de embarcaciones conocidas como tenders.

Más datos

El Gobierno del Gran Caimán (Grand Cayman en inglés) cerró la oficina de migración que tenía en La Ceiba, sin embargo, dejó a cargo un bufete donde se realizan los trámites de viaje. Unos 220 pasajeros llegan cada semana procedentes del Gran Caimán. Algunos son hondureños que vienen a visitar parientes y otros son turistas caimaneños. El Gobierno de Caimán asegura que está experimentando altos niveles de migración irregular de cubanos. Actualmente hay 173 inmigrantes cubanos bajo custodia.

Tras la pandemia perdió su trabajo y ahora labora en el rubro de la construcción.

“Todos los que llegamos acá debemos tener un trabajo y un contacto. Aquí se viene a trabajar para buscar una mejor oportunidad en la vida. Dependiendo el tiempo que tienes de estar acá y el rubro así te pagan. Yo trabajo en construcción y se empieza ganando poco pero te aumentan”, expresó Mecén.

La mayoría de compatriotas en el caso de las mujeres laboran como meseras, aseadoras, oficios domésticos o como niñeras.

El sueldo promedio para estos rubros rondan los seis dólares caimaneños por hora. Un dólar de Caimán es igual a 25 lempiras.

Los hombres laboran en la industria de la construcción. En este rubro se inicia pagando un mínimo de nueve dólares y dependiendo el área donde se desempeña se podría ganar hasta 12 y 15 dólares diarios. Esperanza Calderón es otra hondureña originaria de La Ceiba, quien tiene 21 años de residir en Gran Caimán.

Ella tiene un mejor status legal y una mejor fuente de trabajo por haberse casado con un caimaneño.

Actualmente trabaja en el aeropuerto de Gran Caimán.

“Los salarios en Honduras no ajustan, es bien difícil. Vine a Caimán a dejar un pariente y conseguí trabajo. Luego conocí a mi esposo y empecé a tramitar mi residencia”, manifestó Esperanza.Aumento. “Está aumentando la llegada de hondureños porque les gusta la mano de obra”, agregó.

El Banco Central de Honduras (BCH) registra en divisas un ingreso de más de 15 millones de dólares desde 2005 a la fecha.

“Cuando visitan Honduras los lugares donde más se usan las tarjetas de crédito o débito es en La Ceiba y Guanaja. La tendencia es que la migración al Gran Caimán está aumentando.En general para las divisas al país es importante porque son muchos los que se van a trabajar a esa isla”, apuntó Luis Chévez, viceministro de Turismo.