20/05/2024
08:40 AM

Tramo en construcción: conductores varados más de 3 horas

Los conductores que transitan de Siguatepeque a La Esperanza, Intibucá, viven un calvario al recorrer al menos 67 kilómetros de carretera con retenes por construcción y tramos en pésimo estado.

Intibucá, Honduras.

Conductores en Honduras enfrentan un verdadero calvario vial en el tramo en construcción entre Siguatepeque y La Esperanza, tardando más de 3 horas en su recorrido.

Lo que debería ser un viaje fluido se ha convertido en una odisea marcada por baches, desvíos y extensos lapsos de espera.

A lo largo de la carretera CA-11A, que conecta desde La Esperanza hasta San Juan, ambos municipios de Intibucá, los conductores deben sortear un sinfín de baches que desafían la suspensión de sus vehículos.

El trayecto que es de apenas 47 kilómetros se convierte en una travesía de más de una hora y media, que atrapa a los viajeros en un interminable laberinto de cráteres y baches.

Pero la verdadera pesadilla comienza al recorrer el tramo entre La Esperanza y Siguatepeque, donde la carretera RN-22 se encuentra en reconstrucción.

Aquí, los conductores enfrentan una carrera contra el tiempo, ya que los 67 kilómetros que separan el occidente del centro del país requieren hasta tres horas de viaje.

A medida que los trabajos de reconstrucción avanzan de Siguatepeque a Jesús de Otoro, nuevos desafíos surgen en forma de retenes y demoras en la habilitación del paso.

Mientras que el tramo desde Jesús de Otoro a La Esperanza se convierte en un campo de batalla, donde los trabajos preparatorios para la reconstrucción convierten la vía en un terreno casi intransitable lleno de baches y tramos en pésimas condiciones.

Los conductores claman por ayuda, instando a las compañías constructoras a acelerar el paso y concluir las obras de reconstrucción ya que se trata de la principal arteria por la cual fluyen los productos de primera necesidad y el abastecimiento de combustibles y materia prima hacia la zona occidental del país.

Proyecto

Hace un año, el gobierno anunció uno de los proyectos de inversión más grandes del país: la reconstrucción del tramo carretero entre Siguatepeque, Comayagua y La Esperanza, Intibucá.

La inversión asciende a los L650 millones y está destinada a rehabilitar la carretera con concreto hidráulico y devolverle su potencial desarrollo a la zona occidental.

Los conductores piden celeridad y mejor organización en las obras para evitar atrasos al transitar por la carretera hacia La Esperanza, Intibucá.