24/05/2024
01:43 AM

Gastan altas sumas en clínicas privadas teniendo seguro social

  • 11 junio 2023 /

Ante la parsimonia del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) para dar atenciones o resultados de exámenes, los pacientes acuden a hospitales privados

Tegucigalpa, Honduras.

Su presión arterial está elevada, su mirada perdida y ella se siente desorientada, pueda que en cualquier momento muera.

Paula Ramos de 80 años ya llevaba más de cuatro horas esperando a ser atendida en la sala de espera en emergencias del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), y ante la parsimonia con la que se atiende en este centro del barrio La Granja en la capital de Honduras, dijo temblorosa a su hija que mejor la llevara a una clínica privada porque su miedo era a morir esperando por atención médica.

Se intensifican las protestas de los médicos en el IHSS

La sureña que radica hace más de 20 años en la capital, asistió de emergencia al IHSS para hacer usufructo del seguro que paga mensualmente, sin embargo los planes de ella se accidentaron en la realidad o falencias de este sistema hospitalario: esperar o morir ante el endeble y flemático proceso de atenciones.

La Junta Directiva del IHSS señaló que solucionar el reajuste de los médicos es algo que depende de la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Trabajo.

La familia de Paula -su hija y una nieta- tomaron la decisión de llevarla urgentemente a una clínica privada.

Sépalo

El personal médico se ha mantenido en paro laboral, lo que empeora la calidad del servicio que se da a derechohabientes.

En menos de una hora ya la señora de 80 años se sentía mejor, pero para esto tuvo que gastar más de 4,000 lempiras por atención y medicamentos que el seguro que ella paga tenía que haberle suministrado.

Esta situación la viven miles de hondureños afiliados al Seguro Social que pagan alrededor de 4,000 lempiras anuales para que se les atienda lo mejor posible, pero solo reciben un mala atención y otros ni la reciben.

Situación insufrible

Otro de los tantos casos que sufren las personas afiliadas al IHSS es el extenso tiempo que necesitan para entregar pruebas o realizar exámenes.

Tome nota

Pacientes afiliados y médicos se quejan porque no hay suficientes medicamentos en las diferentes clínicas del IHSS. Los procesos de compras han sido lentos y varios fármacos entre esenciales y vitales salen fracasados.

5 meses llevan los médicos exigiendo ajuste salarial. Han suspendido las citas en consulta externa y las cirugías selectivas. Solo emergencias atienden.

Tal es el caso de Yamy Rodríguez una mujer joven de 36 años de edad, la cual necesitaba realizarse una citología, pero el tiempo de espera para la entrega de sus resultados fue más largo de lo que ella esperaba.

Le dijeron que los resultados se los darían desde hace un mes, sin embargo, no se los entregaron, pues tenía que esperar otros siete días más para otorgárselos; hasta la fecha no se los han dado.

Tras la desesperante espera, prefirió ir a un centro privado porque su familia ya no confió en los médicos del IHSS.

Yamy necesitaba urgente dicho resultado de la prueba porque temía a que fuera algo muy grave, ya que padecía de un dolor inmenso, pero ella junto a sus familiares optaron por realizarle nuevamente dicha prueba en ese centro privado asumiendo un costo arriba de los 3 mil lempiras.

Cohep, alerta por crisis

Ante la baja afluencia de personas afiliadas al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en este 2023, la limitación del presupuesto aumentara más, según Obed García, oficial de política económica del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

El experto dijo que la inscripción de nuevos asegurados no solo es poca, sino que la salida de los que ya estaban inscritos, es mucho mayor.

“Claro que eso es peligroso para la finanzas de la misma institución porque en los estados financieros del Seguro Social ya se hablaba de un déficit actuarial que estaba volviendo insostenible la situación financiera”, detalló.

Agregó que “es muy poco probable que la población asegurada vuelva a crecer y que las finanzas del Seguro Social se sanen en el corto plazo si no se toman medidas de política pública que estimulen a los afiliados a participar de manera activa”.