Pakistán, Guatemala y Colombia ocupan los primeros lugares en la lista de los países que en 2010 se vieron más afectados por problemas climáticos graves, de acuerdo con un 'índice de riesgo climático' publicado el martes en Durban, Sudáfrica.

Sin embargo, durante un período de 20 años, las naciones más vulnerables fueron Bangladesh, Birmania y Honduras, explica este informe, publicado al margen de las conversaciones sobre el clima patrocinadas por la ONU en Durban.

Este índice, elaborado por una organización no gubernamental europea llamada Germanwatch, señala anualmente a los países que necesitan fortalecer más su defensa contra tempestades, inundaciones, sequías y olas de calor, que según los científicos especializados en el estudio del clima de las Naciones Unidas se agravarán este siglo.

Dicho índice toma en cuenta el costo en materia de vidas humanas y pérdidas absolutas en dólares, así como el costo relativo de acuerdo con el nivel de prosperidad del país.

En 2010, Pakistán se vio afectado por las peores inundaciones en su historia, que afectaron a 84 de sus 121 distritos, afirmó Germanwatch. Guatemala fue devastada por huracanes y Colombia sufrió inundaciones.

Rusia ocupa el cuarto lugar de la lista, debido a que una ola de calor en julio ocasionó grandes incendios y provocó indirectamente la muerte de unas 55.000 personas.

En el caso de Honduras,
se ve afectada año a año por las intensas lluvias, las que producen decenas de fallecidos y millonarias perdidas en cultivos.

También las sequías, especialmente en la zona sur, causan estragos en el país.

Los científicos se resisten a señalar acontecimientos específicos como la causa de tendencias a largo plazo en los cambios climáticos.

Sin embargo, Germanwatch, que cita un estudio publicado en el periódico Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, afirmó que la ola de calor que se produjo en Rusia puede ser considerada como una excepción.

En todo el mundo, más de 710.000 personas murieron entre 1991 y 2010 a causa de 14.000 acontecimientos climáticos graves, que provocaron pérdidas ecónomicas estimadas en términos actuales en más de 2,3 billones de dólares, agregó.

Si se considera este período de 20 años, ningún país desarrollado está incluido en los 10 primeros que sufren riesgos climáticos.

Sólo uno de ellos --Rusia-- figura en los primeros 20, debido a la ola de calor de 2010.

'Estos resultados subrayan la especial vulnerabilidad de los países pobres a los riesgos climáticos, a pesar de que los daños absolutos en términos monetarios son mucho más elevados en los países ricos', afirmó Germanwatch.