22/07/2024
07:23 AM

Honduras, el mayor productor de vegetales orientales de CA

  • 18 febrero 2017 /

Alrededor de 100 millones de dólares genera en divisas este sector cada año. En Honduras existen cerca de 15 plantas exportadoras.

    Comayagua, Honduras

    Hace más de dos décadas que comenzó en Honduras la producción de vegetales orientales, cultivo que ha registrado en los últimos años un crecimiento exponencial como resultado de la diversificación de la oferta exportable y del rápido aumento del área cultivada; esto ha permitido afianzar y tener una mayor participación en el mercado internacional.

    Actualmente este sector genera alrededor de 100,000 empleos a nivel nacional, entre directos e indirectos, y se estima que existen más de 15 plantas exportadoras.

    Este segmento agrícola hondureño, en Centroamérica, se posiciona como líder en volumen de producción y calidad, y se prepara para registrar un crecimiento de más de 20% en los próximos años, manifestó Marvin Rubio, gerente de operaciones de la exportadora Agrícola M&M de Comayagua.

    “Los compradores en Estados Unidos prefieren nuestra berenjena (china, thai e india), cun de amor, chive, pepino peludo, bangaña y okra, por sobre la oferta que tienen México y República Dominicana. Honduras vende más caro porque tiene mejor calidad”, detalló Rubio.

    German Pérez Destephen, exministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), destacó que este sector representa para el país un ingreso de divisas que oscila entre 70 y 100 millones de dólares (2,377 millones de lempiras) anuales, y genera alrededor de 48,000 empleos directos e indirectos.

    “La okra es uno de los cultivos que genera más divisas por exportación: $30 millones; seguido de la berenjena con unos $5 millones. La temporada alta de exportación es de enero a abril”, explicó.

    Las ciudades estadounidenses que más consumen estos vegetales son Miami, Boston, Detroit, Nueva York, Baltimore. Pero son las empresas de origen asiático como Joco Produce, Double Green, Caribbean Fruits, Vannas y Tropical Fruits, las principales compradoras.

    El valle de Comayagua cuenta con seis proyectos que irrigan 5,272 hectáreas de cultivo de diferentes tipos, actualmente unas 2,000 hectáreas están destinadas a cultivos orientales, generando unos ocho empleos por hectárea

    La okra es uno de los cultivos que genera más divisas por exportación.

    Buenas prácticas

    Luis Alfonso Mancía, gerente de la empresa San Rafael Industries y representante del gremio de exportadores de vegetales orientales de Comayagua, contó que están intensificando las medidas de salubridad y las técnicas de producción para mantenerse vigentes en el mercado exterior.

    “Los consumidores exigen calidad y buenas prácticas ambientales, por eso, nos estamos capacitando para acoplarnos a esas nuevas demandas”, declaró Mancía.

    Los principales mercados de distribución de los exóticos productos son Estados Unidos, Canadá y Europa.

    La clave del éxito para los productores hondureños ha sido mantenerse activos durante todo el año, a diferencia de sus grandes competidores: México y República Dominicana, que comercializan solo en ciertas temporadas.

    Ian Mcdonell, consultor canadiense de producción agrícola, dijo en una entrevista a LA PRENSA que las variedades que se cultivan en Honduras “tienen una excelente calidad”, y destacó que los agricultores “tienen mucha disposición para seguir mejorando, y eso los hará mantenerse en el mercado”.

    Mcdonell dijo que el clima y los suelos del país son idóneos para desarrollar este tipo de cultivos.

    90% de la producción de estos cultivos se concentra en Comayagua.

    “Tenemos 14 variedades de orientales”
    El Valle de Comayagua es un pilar fundamental para las exportaciones de nuestro país, sobre todo de vegetales orientales. El Gobierno ha decidido, debido a los cambios de política para exportar, capacitar a los productores con el fin de prepararlos para que evolucionen sus prácticas de cultivo y logren entrar a nuevos nichos de mercado.

    Estamos buscando crear estrategias para seguir compitiendo con los grandes países productores de este producto, pero no con volumen sino con calidad.

    Nosotros estamos bien posicionados en cuanto a calidad, pero debemos seguir mejorando. El mercado internacional siempre está cambiando y debemos encontrar la manera de evolucionar al mismo ritmo.

    Una de las opciones que le hemos presentado a los productores y exportadores es darle valor agregado al producto para obtener un mejor precio. En el país existen 14 variedades de producto.

    Antes de pensar en ampliar esta oferta debemos trabajar en una oferta de mercado para asegurar un comprador. Debemos tener presente que ya no hay que producir lo que nos gusta, sino lo que el mundo está consumiendo y lo que mejor se está pagando.