24/01/2023
05:05 PM

Más noticias

Honduras: Comayagua hace gala de sus alfombras de aserrín

La ciudad colonial de Honduras cautiva con su arte en las calles a los turistas nacionales y extranjeros.

Comayagua, Honduras.

Las calles de Comayagua maravillaron una vez más a nacionales y extranjeros ayer Viernes Santo.

Sus habitantes dieron muestra de su arte y devoción con la tradicional elaboración de las alfombras de aserrín que lleva ya más de medio siglo en esa ciudad colonial. Más de 50 tapetes cubrieron las principales arterias recordando a los visitantes la Pasión de Jesús, su sacrificio al morir en la cruz y el milagro glorioso de su resucitación.

Grupos católicos, autoridades municipales y civiles, familias de la ciudad y la empresa privada se unieron para elaborar las alfombras que atraen a miles de turistas anualmente. Una de las alfombras más llamativas y con un mensaje primordial fue la que elaboró el movimiento católico evangelizador de parejas y matrimonios Camino.

El tapete de 25 metros representó los cuatro evangelios, a la familia, la paz, al Espíritu Santo, la Eucaristía, el rostro de Cristo y también un mensaje sobre la protección de la vida humana desde el vientre de la madre.

César Zepeda, coordinador de Camino en Comayagua, dijo que en la elaboración de esta alfombra participaron más de 90 personas.

La alfombra de la Biblioteca Pública de la ciudad también fue de las más llamativas. Ada Reyes expresó que se quiso dar el mensaje sobre la importancia de la familia, en su cuadro principal representaron a la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo porque representa la unión de los cristianos.

Estudiantes, maestros y empleados de la Biblioteca trabajaron durante dos meses en la planificación de la elaboración de las alfombras y llevarlas a la calle.

Además de aserrín, utilizaron arroz, sal, diamantina para el manto de Jesucristo, de manera que el tapete lucía espectacular. La Fuerza Aérea Hondureña también se sumó a la actividad representando en su alfombra a Jesús Resucitado.

Cristian Martínez Ortega, teniente de aviación, dijo que ya llevan ocho años participando. Para representar a Jesús utilizaron diversos materiales reciclables como el plástico, usaron arroz, paste de cerro, semillas de caoba y pino y la base principal el aserrín. Dijo que quisieron dar un mensaje de esperanza a los hondureños. ”Hay que tener fe, la seguridad va a venir, todos estamos trabajando por ello”.

La embajadora de Estados Unidos, Lisa Kubiske, por tercer año consecutivo no se quiso perder la exposición de alfombras en la ciudad colonial.

Como una turista cualquiera con una cámara en mano estuvo captando las diferentes alfombras. “Es la tercera vez que vengo”, dijo.