22/04/2024
12:39 PM

Ataques al sector privado han alejado la inversión, dice Cohep

De acuerdo con el Banco Central de Honduras, la inversión extranjera cayó un 39.2% durante el primer trimestre de 2023, lo que representa una disminución de $134.6 millones.

San Pedro Sula

Los constantes ataques por parte del Gobierno y los discursos de algunos funcionarios están generando efectos negativos en la economía hondureña y alejando la inversión extranjera, aseguró este jueves el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Ayer, el consejo de presidentes del Cohep se reunió en la Capital Industrial, teniendo como invitada a la embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu, para abordar asuntos como la poca inversión extranjera, la seguridad jurídica y la crisis energética que afectan el desarrollo del país.

Perspectivas

- De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el crecimiento del PIB hondureño para 2023 será de 3%.Empresarios aseguran que la inversión extranjera está paralizada, producto de la inseguridad jurídica, la crisis energética que atraviesa el país y los constantes ataques al sector privado, que “están generando una imagen negativa del país” ante los inversionistas extranjeros.

- 208.7 millones de dólares sumó la inversión extranjera directa durante el primer trimestre de 2023, un 39.2% menos que el mismo periodo de 2022.

- 822.6 millones de dólares en inversión extranjera directa recibió el país durante 2022, según cifras oficiales del Banco Central de Honduras.

En entrevista con LA PRENSA, el presidente del Cohep, Mateo Yibrín, dijo que lamentablemente, en este juego para atraer inversión, países como Guatemala y El Salvador están ganando el partido, debido a que “no tenemos energía ni seguridad jurídica que ofrecer”. Explicó que decidieron invitar a la embajadora Dogu para conocer el sentir de los inversionistas estadounidenses y qué los está limitando para invertir en el país.

Contó que uno de los principales problemas es la mala imagen que está generando “la guerra” que el Gobierno tiene con el sector privado, ya que “asusta a la inversión extranjera, haciendo que se vaya a otros países”.

Acerca de la Ley de Justicia Tributaria, Yibrín dijo que esta de lo que menos habla es de tributos y más bien es “una ley para controlar a los empresarios”. También subrayó que, según el Banco Central de Honduras, el PIB crecerá un 3% este año, pero que el país podría crecer hasta un 7% anual, si no tuvieran “tantos obstáculos” y no estuvieran “bajo el ataque permanente del oficialismo”.

Por su parte, el empresario Luis Larach indicó que Honduras no está teniendo las inversiones que necesita y, al contrario, está perdiendo empleos, situación que preocupa al sector privado.

" Honduras podría crecer un 7% si no tuviéramos tantos obstáculos y ataques
del oficialismo.
"

El expresidente del Cohep señaló que incluso Nicaragua está aprovechando el “nearshoring”, teniendo como resultado un mayor crecimiento económico.

Larach aseguró que este año no ha habido nuevas inversiones extranjera, sino que los $208.7 millones que se registraron como inversión extranjera directa han sido producto de reinversiones.

También dijo que la comunicación con el Gobierno es fluida, pero “las acciones que está tomando en el Congreso y algunos discursos de funcionarios no son amigables para la inversión y están generando efectos negativos en la economía”.

" La inversión está paralizada, es urgente establecer un diálogo para buscar soluciones. "

“Estamos viendo que algunos sectores ligados al Gobierno siempre están buscando culpables (a la crisis), pero la verdad es que tenemos que trabajar unidos, sector privado y Gobierno, para crear ese ambiente necesario para la inversión y empleo”, agregó.

Mientras que Mario Canahuati, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores, expresó que “estamos llenos de falacias” y mucho de lo que dice el Gobierno es falso, ya que la inversión está paralizada debido a las múltiples limitantes del país.

Señaló que es hora de “dejar la politiquería” y establecer una mesa de diálogo entre el Gobierno, la empresa privada y sociedad civil, para buscar soluciones, ya que incluso se está pidiendo crecimiento y más empleos cuando el IHSS ni siquiera es capaz de brindar atención médica a todos los trabajadores hondureños.

Empresarios destacan que es necesario dejar la politiquería y buscar soluciones.