22/04/2024
11:49 AM

Por falta de pagos protestan empleados municipales en Gracias

Empleados municipales cumplieron tres días en protestas en diferentes sitios de Gracias, como las Aguas Termales, reclamando el pago de sueldos atrasados.

Lempira, Honduras.

Empleados por jornada de la municipalidad de Gracias, Lempira, en el occidente de Honduras, cumplieron tres días de protestas que incluyen el cierre del edificio municipal así como de atractivos turísticos de administración municipal, en reclamo del pago de sueldos atrasados.

Hoy sábado 3 de febrero, uno de los principales atractivos de Gracias, es decir, las Aguas Termales Presidente ubicadas en la comunidad d Arcilaca, amaneció tomado por los empleados.

Con una bandera de Honduras colocada en el portón de acceso, los empleados afirmaron que la toma es por tiempo indefinido y que, de no hacerles efectivo el pago de sus sueldos, permanecerá cerrado todo el fin de semana.

Los manifestantes además exigieron que con los fondos que se recaudan en el referido balneario público también se deberían ejecutar proyectos para la comunidad de Arcilaca.

Otros sitios turísticos cerrados debido a que son de administración municipal son el Museo Casa Galeano y el Fuerte San Cristóbal.

El jueves y el viernes, empleados contratados por jornada laboral, es decir vigilantes, aseadoras, recolectores de basura, entre otros, se tomaron la alcaldía municipal de Gracias, reclamando los sueldos atrasados.

La municipalidad de Gracias ha estado tomada por empleados que no han recibido salarios por bloqueo del sistema de pagos.

Problemas administrativos

Las protestas de los empleados son el resultado de problemas administrativos que arrastra la municipalidad luego que regidores municipales no aprueben informes de rendición de cuentas debido a “tienen inconsistencias”.

Los problemas administrativos en la comuna comenzaron en el año 2022 cuando se establecieron contratos que no fueron aprobados por la Corporación Municipal e irregularidades en pagos de proyectos, así como embargo de cuentas municipales por despidos de exempleados, entre otros.

Mario Antonio Cálix, regidor municipal de Gracias, detalló que la falta de pagos se debe a “problemas contables. Estamos en un conflicto legal y administrativo. Para que tesorería pague, hay que resolver muchas cosas”.

Calix afirmó que se debe presentar un dictamen administrativo y legal de responsabilidad sobre los pagos que la comuna ha realizado por demandas de exempleados, “con eso se parte para que la corporación empiece a resolver los problemas. Pagarles a los empleados en estas condiciones sería hacerlos al margen de la ley”.

El regidor explicó que el referido dictamen debe establecer “quiénes son los responsables de los malos manejos que han habido hasta el momento”.

Por su parte el alcalde de Gracias, Pedro Escalante afirmó que “ya se presentó el 11 de enero un informe, pero no se presentó desde la gerencia, como dictamen en sí.” por lo que se mantienen los bloqueos de cuentas en los sistemas de administración municipal que imposibilita efectuar pagos.