23/02/2024
02:55 PM

'Hay que apostarle a los chavos, invertir en ellos”: Felipe Calderón

San Pedro Sula, Honduras.

El respeto a la propiedad, la libertad económica, la seguridad pública y fortalecer el Estado de derecho son las claves fundamentales para generar desarrollo económico e igualdad de oportunidades en un país, dijo el expresidente de México, Felipe Calderón.

El exmandatario disertó ayer en la Cumbre Nacional de Negocios Invirtiendo en Honduras que se desarrolló en Expocentro.

“Las principales estrategias para reducir la pobreza” fue el tema de su conferencia a través de la cual compartió acciones que ejecutó para que México durante su mandato entre el 2006 al 2012 tuviera un crecimiento económico en plena crisis global, aunque dijo que no hay “una receta mágica y que cada país es distinto”.

Exposición

Al comenzar su exposición magistral, Calderón habló de que hay instituciones incluyentes y excluyentes. “Las incluyentes se basan en el respeto a la libertad económica, la seguridad y las reglas claras que generan igualdad de oportunidades. Las excluyentes solo buscan el interés de unos pocos y afectan el desarrollo, así como los sindicatos depredadores, las burocracias muy pesadas e ineficientes que absorben la riqueza de la sociedad y el crimen organizado donde grupos pequeños extraen la renta de los demás a través de la extorsión o secuestro”, expresó.

Dijo que si bien es cierto la clave del desarrollo está en las instituciones, son las políticas públicas las que la hacen posible. Destacó que la salud y la educación tienen un impacto en el desarrollo de un país. “Un 44% del Producto Interno Bruto (PIB) se puede incrementar de manera permanente con mayor grado de escolaridad secundaria, media y superior. Esto es conclusión de varios estudios”, apuntó.

Otro aspecto que ayuda a un país a crecer económicamente, según dijo, es la apertura comercial. “Mientras más comercio hay, más crecimiento económico se detona. De las políticas que han hecho fracasar a un país están las de protección comercial”.

Foto: La Prensa

Calderón dijo que el principal capital de un país es el humano y en el se debe invertir.
Compartió que al inicio de su mandato decidió “meterle todo el acelerador al gasto público” con el fin de proteger a la gente más pobre expandiendo los programas sociales y para evitar el cierre de empresas como consecuencia de la recesión americana creó programas para preservar el empleo.

Mencionó que bajar los aranceles abrió el comercio, especialmente a la manufactura, y hoy México es uno de los principales exportadores de coches. Indicó que los Tratados de Libre Comercio son una buena estrategia, ejemplificó que partir del Tratado entre Honduras y México, las exportaciones entre ambos países aumentaron, las de Honduras crecieron 31 veces.

La infraestructura la potenció a través de concesiones o contrato de servicios y alianzas público privadas ante la falta de presupuesto y apoyó al sector microempresario multiplicando los créditos en un 100%.

Apostarle a los jóvenes

Pero Calderón dice que lo que le generó una competitividad insospechada en México fue apostarle a los jóvenes. Recordó que una ventaja fue empezar a graduar hasta 100,000 ingenieros anuales sumando más que cualquier otro país de Europa y América, lo que atrajo a grandes empresas manufactureras.

“México puede superar este año a Corea como el tercer exportador de coches. Invirtamos en nuestra gente, particularmente en nuestros chavos. En México, en la parte de competitividad manufacturera fue clave el invertir en la educación de esos muchachos; al principio lo hicimos como un eje estratégico contra el crimen organizado, a ver quienes le daban más oportunidades, las universidades tecnológicas nos dieron una ventaja insospechada, hay que apostarle al valor agregado, al talento joven que estoy seguro hay en Honduras”, finalizó.