Tegucigalpa, Honduras.

Con la ayuda de Estados Unidos, el Gobierno hondureño está financiando una serie de proyectos preventivos en el Corredor Seco por un valor estimado a los 210 millones de lempiras, anunció ayer el viceministro de Agricultura, Moisés Molina. Dijo que se está trabajando en la captación de agua con fines preventivos, ya sea con lagunas o retención de corrientes, en algunos municipios de El Paraíso, Choluteca y Valle.

Se han ejecutado unas 40 obras, con una inversión por obra calculada en unos 65 mil lempiras y con un beneficio global de unas 200 familias, informó el funcionario. Paralelo a estas obras se han creado unas doce mil fuentes de empleo, añadió Molina.

En los próximos días el Gobierno firmará un convenio de cooperación con Claude Tremblay, director de Oxfam-Quebec, para ejecutar otras 65 obras de cosechas de agua y mil huertos de agricultura familiar. “El plan es establecer 2,500 cosechas de agua en diferentes formas, algunas de ellas son como lagunas, otras retenciones en corrientes de agua”, expuso.