Más noticias

Fusina secuestra documentos y asegura base de datos del RNP

Tegucigalpa, Honduras.

Tras la investigación periodística de Diario LA PRENSA que sacó a luz la venta irregular de certificaciones de nacimiento e identidades a decenas de ciudadanos sirios y palestinos, el Poder Ejecutivo ordenó ayer la intervención de las oficinas del Registro Nacional de las Personas (RNP) en Tegucigalpa, medida que se extenderá en las próximas horas a nivel nacional.

Agentes especiales de la Policía Militar y del Ministerio Público, bajo la coordinación de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), se tomaron al mediodía de ayer los edificios adonde funcionan las dependencias principales y el centro de emisión de documentos del RNP en los bulevares Morazán y Centroamérica de esta ciudad.

$!Foto: La Prensa

A las 12:00 meridiano elementos de la Policía Militar se tomaron el RNP.
La medida tomó por sorpresa a funcionarios, ejecutivos y personal administrativo y registral del RNP, cuando los elementos militares ingresaron y procedieron a cerrar los accesos a los inmuebles y ordenaron a los empleados no sacar ningún documento de sus oficinas.

Los agentes de las Policía Militar y de la Dirección Policial de Investigación (DPI) secuestraron documentación relevante y aseguraron la base de datos del RNP a través de la cual se emiten las certificaciones de nacimiento, actas de defunción y cédulas de identidad de los hondureños.

Con esto, las autoridades buscan elementos y otras pruebas que permitan desarticular una mafia conformada por empleados del RNP con nexos internacionales dedicados a la documentación fraudulenta de extranjeros, especialmente de origen árabe.

Investigación fue clave

Esta semana Diario LA PRENSA publicó una serie de reportajes investigativos que revelaron la alteración de las bases de datos en el registro municipal de Siguatepeque, Comayagua, para inscribir como hondureños a cerca de un centenar de sirios y palestinos, que habrían pagado fuertes sumas de dinero para obtener un ID de Honduras.

La red de traficantes operaba adulterando las actas de nacimiento de hondureños que no había sacado su tarjeta de identidad y las de personas ya fallecidas.

Según las investigaciones de LA PRENSA, los criminales lograron vulnerar el sistema de datos e inscribir de forma ilegal a por lo menos un centenar de palestinos y sirios. Por lo pronto se han documentado unos 20 casos y los demás están en proceso de cotejamiento.

$!Foto: La Prensa

Los agentes de la Policía Militar registraban a todos los que salían y entraban a las oficinas del RNP y ordenaron no sacar nada.
Fuentes de inteligencia revelaron que el primer caso se detectó en octubre de 2014, cuando el palestino Kareen Samer Abdulhadi Abdulhadi intentó tramitar un pasaporte hondureño en el consulado de Honduras en Barcelona presentando una certificación de nacimiento con el número 0318-1978-00774 que presentaba inconsistencias.

100
Sirios y palestinos
Se calcula que fueron documentados de forma fraudulenta desde el registro municipal de Siguatepeque, Comayagua.


Posteriores investigaciones realizadas por Diario LA PRENSA lograron determinar que ese número de identificación correspondía a Fátima María Suazo Paz, una mujer originaria de Siguatepeque que hacia cuatro años que había muerto. Se supo que el padre de Kareen Samer logró tramitar su tarjeta de identidad y con ella documentó a por lo menos ocho miembros de su familia, entre hijos, esposa y nietos.

El subdirector técnico del RNP, Gerardo Martínez, reveló a este diario que se cuenta con información que no solamente esta familia palestina fue inscrita como hondureña, sino otras más, aunque no precisó la cantidad exacta.

Las autoridades del RNP confirmaron la información publicada por LA PRENSA y aseguraron que desde finales de 2014 se tomaron medidas, entre ellas el despido de varios funcionarios involucrados en este caso.

$!Foto: La Prensa

El operativo de Fusina tomó por sorpresa a los empleados del RNP que se aprestaban a salir a tomar sus alimentos.
Otras intervenciones

Santos Nolasco, portavoz de Fusina, leyó un comunicado en el que explicó que unidades especiales procedieron a montar un operativo debidamente planificado, el cual consiste en el aseguramiento e inspección en las oficinas centrales del RNP en Tegucigalpa con el fin de “asegurar información de importancia para el Estado y al mismo tiempo investigar denuncias sobre irregularidades en la emisión de documentación en la mencionada institución”.

Informó que esta operación se extenderá a otras oficinas a nivel nacional en las próximas horas. No obstante, aclaró que los empleados de la institución continuarán desempeñando sus tareas diarias con normalidad en todo el país.

“El Registro Nacional de las Personas continuará desarrollando sus labores habituales, por lo que la ciudadanía puede acudir en los horarios de costumbre a sus trámites personales”, aclaró.

El portavoz adelantó que el operativo es indefinido y se darán resultados en la medida que se produzcan durante el desarrollo del mismo.

$!Foto: La Prensa

CLAVE: Publicaciones de LA PRENSA pusieron al descubierto el tráfico de documentos en el RNP.
“Quiero explicarle también a la población que estamos iniciando en tres puntos importantes en Tegucigalpa, el número uno es en las oficinas centrales ubicadas en el edificio IPM, luego también hay otros dos edificios en el cual se está operando: uno es en el edificio Villatoro, adonde también hay oficinas del RNP, y el otro edificio es el que está contiguo a la Escuela Normal de acá de Tegucigalpa; y como dice el comunicado, el operativo se va a extender a nivel nacional”.

Nolasco precisó que en esta primera acción se aseguraron varios documentos y archivos físicos y la base de datos electrónica del RNP, cuya custodia estará a cargo de personal especializado de Fusina para evitar que la información sea sustraída o alguien intente destruirla.

Aseguramientos

José Miguel Villeda Villela, director del RNP, informó que la operación de Fusina busca estrictamente asegurar documentos relacionados con la documentación irregular de extranjeros.

Indicó que él personalmente llevó a los agentes de investigación e inteligencia a los archivos de la institución y a las demás oficinas que custodian información relevante y confidencial.

“He pedido a todos los empleados que les brinden total colaboración a los agentes porque ellos están haciendo su trabajo, hasta allí es lo que se ha hecho hasta el momento”, manifestó.

Las claves
1. Palestino detectado
A principios de octubre de 2014, el consulado de Honduras en Barcelona detecta que un palestino con una certificación de nacimiento intenta sacar un pasaporte hondureño.
2. Alerta
El 6 de octubre, el embajador de Honduras en España, Norman García, alerta a las autoridades del RNP en Tegucigalpa que varios palestinos han intentado sacar pasaportes con documentación “panda”.
3. Investigación
El 7 de octubre, el directorio del RNP en Tegucigalpa ordena una investigación y manda a la Embajada en España a suspender la entrega de pasaportes con documentos que presenten inconsistencias.


Villeda Villela expresó que desde hace un año y medio aproximadamente se viene colaborando con la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia Nacional en las indagaciones y esclarecimiento de algunos casos relacionados con irregularidades en la inscripción de personas que no son hondureñas.

Agregó que con base en los informes proporcionados por la Inspectoría General del RNP se han tomado algunas decisiones administrativas que tienen que ver con el despido de personal que supuestamente estuvo involucrado en la documentación de ciudadanos extranjeros.

“En los casos que procede hemos ordenado la cancelación de las inscripciones fraudulentas, y en tercer lugar hemos trasladado todos los expedientes al Ministerio Publico como entidad encargada de la acción penal-pública, y estamos colaborando con este aseguramiento”, refirió.

Finalizó diciendo que no tienen nada que ocultar y que ojalá esto venga a esclarecer esta situación.