23/06/2022
04:53 AM

Más noticias

Fiscalía dice que modelo implicada en despilfarro del IHSS aún no ha sido acusada

El abogado de Ilsa Vanessa Molina habló en su nombre. Dijo que la empresa que manejaba quebró por impagos del IHSS.

Tegucigalpa, Honduras.

El Ministerio Público (MP) consideró que no tiene suficientes elementos para emitir un requerimiento fiscal contra la modelo y expalillona Ilsa Vanessa Molina, quien compareció ayer ante la Fiscalía.

El encargado de tomar la declaración de la expalillona fue el fiscal especial Roberto Ramírez Aldana, quien expresó: “El MP no tiene todavía los elementos de juicio para llevar a cabo la imputación.

Tenemos clara la participación de todas las personas, pero no podemos presentar una acusación ni un requerimiento fiscal si no tenemos todos los elementos de prueba que el MP requiere para poder sustentar la acción en una audiencia inicial”.

Agregó que la modelo queda en calidad de investigada como las demás personas que ya han declarado ante el MP y forman parte de los 46 implicados en el caso.

Ilsa Molina “arrojó documentación que comprueba la tesis del Ministerio Público”.



Aldana aseguró que todos los bienes patrimoniales de Molina se encuentran bajo análisis no solo del MP, sino de la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS), por lo que aclaró que el MP esperará estar preparado para presentar las acciones judiciales, ya que es un caso complejo con centenares de personas involucradas.

Aldana afirmó que Ilsa Molina proporcionó información que comprueba la crisis en el IHSS.

“Se hizo un interrogatorio básico y debido a las manifestaciones que ella nos dio se fueron ampliando algunos supuestos que están en nuestra investigación acerca de la forma de operar de la empresa (Insumedic) donde ella laboraba.

La tesis es que hay empresas fantasma, empresas portafolio, que lavaron dinero del Seguro Social, empresas que se lucraron con recursos que provenían del Seguro Social e impedían que se estuviera comprando y dotando al Seguro Social y que fueron a parar a pecunios particulares”, dijo el jefe de Reacción Fiscal.

Según las declaraciones de Molina, Insumedic operaba dentro de la ley y no solo tenía relación comercial con el IHSS, sino con otras instituciones. Además, la modelo hondureña y expalillona del Instituto Central Vicente Cáceres contó con la facultad de responder o no a las interrogantes durante su declaración ante el MP.

“Contestó algunas preguntas y se limitó a no responder otras porque no recordaba; estaba en un estado de nerviosismo. Además tuvimos consideración, ya que tiene una hija de algunos meses de nacida y tiene algunos problemas de salud”.

Según Aldana, le dijo a la modelo que lamenta la manera en que los medios de comunicación han presentado el caso a la opinión pública.

FOTOS: La vida de lujos de modelo implicada en corrupción del IHSS

“Le aclaramos que no tenemos control sobre el manejo que se le ha dado al caso y que ella tiene fotos publicadas en redes sociales que son su responsabilidad. En ningún momento nos disculpamos; solo lamentamos la situación de ella por su hija. Por eso hemos sido condescendientes con la situación de ella”.

Dijo que la madre de la implicada también queda como investigada, sin ningún cargo de imputación hasta el momento.

La exmodelo es una de las 46 personas nominadas como investigadas; se le pidió que en las próximas horas presente documentos sobre la operatividad de la empresa Insumedic, supuestamente fantasma.

Insumedic quebró

Molina acudió a las 9:00 am a la Policía de Fronteras, donde funcionan las oficinas de la Unidad de Apoyo Fiscal del Ministerio Público, en compañía de la hija que tuvo con José Zelaya.

Al terminar la declaración, el abogado defensor de Molina, Héctor Durán, aseguró que ella era la representante legal de la empresa Insumedic, lo cual se comprueba con documentación que está en poder del Ministerio Público, pues “fue decomisada en el allanamiento de la vivienda de mi representada en Portal del Bosque.

Como defensa tenemos toda la anuencia de proporcionarle (a la Fiscalía) toda la documentación de soporte en que queda constatado que hizo contrato con el Seguro Social para proporcionarle equipo médico”, manifestó.

Además aseguró que Insumedic “no es ninguna empresa maletín como se ha querido hacer ver” y que “todos estos insumos fueron entregados al Seguro Social”. Explicó que su representada “no es una simple palillona”, pues obtuvo una licenciatura en Turismo en el país y una maestría en Marketing en España.

Aclaró que la empresa “dejó de funcionar algún tiempo, ya que mi representada estaba fuera del país”, aunque minutos después afirmó que quebró porque quedó descapitalizada, en vista de que el IHSS le adeuda aún tres millones de lempiras.

El profesional del derecho insistió en que los medios de comunicación han implicado a Molina, pese a que confirmó que es una de las más de 300 personas investigadas por el Ministerio Público.

Explicó que Molina era la representante legal y la encargada de hacer los contratos con el Seguro Social. “No hay un pago del Seguro Social a nombre de Ilsa Vanessa Molina, fue a nombre de la empresa Insumedic”, aclaró el abogado.

“Todas estas compras realizadas a través de la empresa Insumedic, de la cual era representante legal la señora Molina, están debidamente soportadas con documentación que está en poder de la Fiscalía.

Qué injusto e inhumano. Hasta el día de hoy, mi representada tiene que estar pidiéndoles a sus amistades o a sus conocidos dónde vivir por determinados lapsos de tiempo porque no tiene casa”, dijo el abogado.