24/06/2022
07:01 AM

Más noticias

Este martes a las 8:00 am la DEA se llevará a “El Tigre” Bonilla

El operativo de traslado lo conformarán francotiradores, helicópteros, vehículos blindados y más de 150 policías.

Tegucigalpa, Honduras.

Para mañana martes a las 6:50 am se tiene previsto que el exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla salga fuertemente custodiado de las instalaciones del Primer Batallón de Infantería, que es donde está desde el pasado 10 de marzo.

Miguel Pérez Suazo, director nacional de Fuerzas Especiales, manifestó que el pasado jueves sostuvieron conversaciones con miembros de la Administración de Control de Drogas (DEA) y acordaron que la extradición se consumaría este martes en horas de la mañana.

“Tras su salida del Primer Batallón será llevado a la base aérea Hernán Acosta Mejía, donde lo esperarán agentes de la DEA. Se espera que el avión arribe a las 7:30 am y parta con Juan Carlos Bonilla a bordo a partir de las 8:00 am”, dijo el comisionado Pérez Suazo.

El jefe de Fuerzas Especiales pormenorizó que participarán 150 efectivos policiales, 20 vehículos automotores, tres de ellos blindados, dos helicópteros Halcón 1 y Halcón 2, además de francotiradores y una ambulancia por cualquier percance que se pueda presentar.

“La Policía no está escatimando recursos humanos ni logísticos para que todo se lleve a cabo. También es importante decir que hoy lunes seguiremos trabajando en afinar los últimos detalles para que se consolide la extradición, como ser los exámenes del covid-19 que se deben practicar 24 horas antes como parte de los requisitos para la entrega”, apuntó.

Relacionada: “No puedo prometerles que estaré en el camino de sus vidas”: carta de “El Tigre” Bonilla

Un juez natural aprobó la extradición el pasado 18 de abril, mientras que el 20 de abril la Corte Suprema de Justicia ratificó la extradición contra el hombre que es señalado de “supervisar” operaciones de narcotráfico.

Bonilla fue capturado el 9 de marzo al norte de Tegucigalpa y recluido en una celda del Primer Batallón de Infantería, sur de la capital.

Bonilla Valladares es señalado de supervisar operaciones de narcotráfico.

Fiscales federales de Nueva York atribuyen a Bonilla tres cargos relacionados con “usar o portar armas (...) en relación a la conspiración para importación de narcóticos” a Estados Unidos.

En exdirector policial jugó un “papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas” y cometió delitos en nombre del exdiputado “Tony” Hernández, ya condenado, “y de su hermano el presidente”, en referencia al ahora exgobernante Juan Orlando Hernández, entre ellos “el asesinato de un traficante rival”, indicó en abril de 2020 el fiscal del distrito de Manhattan, Geoffrey Berman.

Bonilla Valladares abusó de su cargo para violar la Ley y “supervisó el envío de múltiples toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, usó ametralladoras y otras armas para conseguirlo, y participó en violencia extrema.

La Fiscalía citó en la imputación del exjefe de la Policía hondureña las “pruebas presentadas” en el juicio celebrado el pasado octubre de 2019 en Nueva York contra “Tony” Hernández y las “declaraciones hechas ante el tribunal”, en las que se alegó que varias organizaciones de narcotráfico tuvieron “apoyo” de políticos y agentes del orden en Honduras entre 2003 y 2020.