TEMAS DESTACADOS:
21/05/2022
11:31 AM

Más noticias

“Era duro, pasaron avionetas y no nos vieron”: estremecedor relato de pescadores

Los pescadores Ramiro Torres y Abner Quiñónez permanecieron cuatro días a la deriva tras fanear en Utila.

Omoa, Cortés.

Dos pescadores que desaparecieron el 31 de diciembre pasado en la isla de Utila, fueron hallados con vida ayer martes, y según su escueto relato, fueron arrastrados hasta las costas de Omoa.

Se trata de Ramiro Edilberto Torres Méndez (56) y Abner Quiñónez Zúniga (44), ambos salieron a fanear sin imaginar la pesadilla que les tocaría vivir más adelante.

Quiñónez Zúniga contó que “cada 20 minutos levantaba la cabeza, el cansancio nos obligaba a recostarnos en la lancha, para ver si la montaña seguía allí. Cuando pasaba una embarcación cerca, uno se alegraba y luego esta se perdía, era duro, no accionaron a hacer nada por nosotros”, relató por su parte Torres Méndez.

Este pescador prosiguió diciendo que “pasó una avioneta como dos veces al segundo día, pero pensamos que tal vez no nos buscaban, porque siempre le hacíamos señas con la mano, pero no regresaban”.

“En la mañana del martes estábamos a unas cinco millas, me puse a trabajar con el remo y a timonear con el motor para agarrar rumbo, teníamos ese cerro cerca y nunca lo perdía de vista”, comentó Abner.

Gracias a los enfuerzos de ambos durante su caótica travesía, lograron llegar a tierra firme. Posteriormente caminaron varios kilómetros y ubicaron una vivienda situada en la aldea de Saraguama, municipio de Puerto Cortés, colindante con el departamento de Atlántida, donde cuyos ocupantes, al mirar a los pescadores, procedieron a asistirlos inmediatamente, y tras escuchar lo ocurrido, se comunicaron con los familiares para notificar que los pescadores estaban vivos.

Al parecer el mal tiempo que imperaba en el Caribe, derivado de un frente frío, hizo que el agua arrastrara la pequeña embarcación de los pescadores hacia el oeste, siendo localizados oficialmente en Omoa, departamento de Cortés, fronterizo con Guatemala.

Un día después de la desaparición de los dos pescadores, ocurrió algo similar con la hondureña Angie Samantha Peña (22), quien salió con una hermana desde West Bay, Roatán.

Diferentes cuerpos de socorro continúan este miércoles con la búsqueda de Peña, de quien hasta ahora no hay rastros ni de la moto acuática en la que se transportaba.

Peña salió el sábado por la tarde con una hermana y un guía desde West Bay. Poco tiempo después las hermanas decidieron que el guía les dejara solas y una de ellas regresó a dejarlo, y después, con malas condiciones del tiempo, no se volvió a saber nada.

A las tareas de búsqueda de Peña por aire y mar se sumó un equipo de buzos voluntarios de Roatán mientras que el padre de la desaparecida, Walter Peña, le solicitó apoyo a la Embajada de los Estados Unidos.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) coordina las tareas de búsqueda de Peña con otros cuerpos de socorro, incluyendo personal y equipo de la Fuerza Naval y la Fuerza Aérea Hondureña.