Tegucigalpa, Honduras.

Privado de su libertad desde el 4 de noviembre de 2021, el capitán hondureño en condición de retiro Santos Rodríguez Orellana podría salir de prisión si su defensa legal consigue que una solicitud de sobreseimiento definitivo se dicte en la próxima audiencia del resonado caso.

Salomón Amador, integrante del equipo de abogados de Rodríguez Orellana, indicó en las últimas horas que una audiencia se desarrollará próximamente en los tribunales capitalinos, en cual el objetivo de los defensores del exmilitar será resolver su situación legal.

Mañana jueves, en punto de las 2:00 de la tarde, el Juzgado de Letras Penal con Jurisdicción Nacional programó audiencia preliminar contra Orellana, acusado por lavado de activos.

La Fiscalía de Honduras encaminó acciones contra el entonces candidato presidencial independiente a principios de noviembre de 2021. Fue arrestado él, en un arribo aéreo a Tegucigalpa, junto a su esposa.

Solicitud

La defensa de Rodríguez Orellana alega que la audiencia debió ser declarada de oficio, por reformas al Código Procesal Penal. “Antes tenía que ser a petición del señor fiscal dentro de los siguientes 30 días y había una prórroga de 60 días cuando eran delitos donde la investigación requería de más tiempo”, expuso Amador.

“Con la nueva reforma al Código Penal ahora toca al Ministerio Público probar la existencia de un delito como el de lavado de activos. El Ministerio mantiene el mismo testigo en medios probatorios que es la prueba testifical que no puede dársele el valor probatorio porque las personas pueden mentir en el tribunal”, concluyó.

Con esta consideración, Amador arguye que están dadas las bases para solicitar un sobreseimiento definitivo en beneficio de Orellana, lo que le eximiría de las acusaciones del Ministerio Público y le devolvería la libertad.

Santos Rodríguez Orellana se encuentra recluido en el Primer Batallón de Infantería ubicado en Támara, Francisco Morazán, a escasos kilómetros de la capital hondureña.