Tegucigalpa, Honduras.

Con un cumplimiento del 63% del contrato adjudicado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), representantes del Consorcio Tecnológico Centroamericano (CTC) entregaron el segundo lote del equipo de cómputo para la transmisión de resultados de las elecciones generales 2021.

El hardware formado por 2,603 computadoras fue recibido por personal del CNE en las bodegas asignadas a la institución, según lo pactado, habiéndose entregado 4,350 ordenadores, quedando pendientes 2,450 máquinas y las 2,400 impresoras, equipo que se entregará en los próximos días, informó Alejandro Carbajal, representante legal del CTC.

Carbajal recordó que esta entrega es parte del total del equipo valorado en 177 millones de lempiras, que consiste en 6,800 computadoras y 2,400 impresoras, así como el soporte técnico el día del proceso eleccionario, según la licitación otorgada recientemente por el CNE, con la veeduría de organismos externos como el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria e International Foundation for Electoral Systems (Fundación Internacional para Sistemas Electorales), entre otros.

El ejecutivo aseguró que “el CTC ganó esta compra por tratarse de producto de primera mano, con garantía de fábrica, respaldada por marcas reconocidas en el mercado tecnológico, con todos los requerimientos solicitados y hasta más. Vienen con sus empaques sellados, con esto garantizamos la mayor transparencia, eficiencia y rendimiento, que ayudará en la transmisión de información en estas elecciones generales”.

Honduras realizará sus elecciones generales el 28 de noviembre. En la contienda electoral del país, donde no se hace segunda vuelta, la oposición tiene la posibilidad de ganar la presidencia y suceder al actual gobernante Juan Orlando Hernández, quien concluirá su mandato el 27 de enero de 2022, el segundo desde 2014.

Los candidatos de los partidos con más opciones de triunfo son Nasry Asfura, del gobernante Partido Nacional (conservador); Yani Rosenthal, del Partido Liberal y la reciente alianza conformada por Salvador Nasralla, Doris Gutiérrez y Xiomara Castro de Zelaya.

Según proyecciones de analistas, cualquier candidato que gane la presidencia de Honduras lo hará con poco respaldo en las urnas por el desencanto de la mayoría de la gente con los políticos, que no han podido mejorar las condiciones de vida 40 años después del retorno a la democracia.