Tegucigalpa, Honduras.

Un nuevo golpe para la economía de miles de hogares en Honduras están pronosticando los expertos del sector energético a la espera de que la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) informe sobre el ajuste tarifario al precio de la electricidad.

Algunos expertos estiman que el incremento puede ser de 6% para el primer trimestre del 2022, sin embargo, lo que señalan, y que será un golpe para cerca de 1.5 millones de clientes de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), es que el subsidio que había aprobado el Gobierno en junio pasado venció el pasado 31 de diciembre, por lo que se cargará el aumento del semestre pasado a la factura de los abonados.

Mario Zelaya, experto del sector energético, primero destacó que al 2 de enero la Cree todavía no ha publicado la nueva tarifa de energía, cuando la ley señala que el pliego tarifario ya tiene que estar publicado a más tardar a la medianoche del 31 diciembre.

Zelaya indicó que la población viene de un subsidio del orden del 14% para un grupo de consumidores, “ahora se debe ver reflejado la tarifa de ese semestre, ya completa para 1.5 millones de usuarios que consumen menos de 350 kilovatios hora. Ellos se quedaron pagando la tarifa que se dio en el segundo trimestre de 2021”, explicó.

Según los cálculos del experto, el golpe que tendrá el sector residencial ronda cerca del 20%, es decir, un lempira por kilovatio de hora consumido. “Este incrementó será directamente de lo que publique la Cree, por lo que hay que esperar”, comentó.

Zelaya recordó que en los últimos dos trimestres la tarifa ha subido y solamente los clientes de baja y media tensión, así como los que consumían más de 350 kilovatios hora, eran lo que lo estaban pagando.

Según el analista, el incremento que tendrá la energía para el primer trimestre de 2021 se debe al incremento de la tasa de cambio del lempira frente al dólar, así como un aumento del precio del búnker, por lo que la tarifa de energía puede incrementar un 6%.

Ángel Hernández, miembro del Sindicato de Trabajadores de la Enee (Stenee), expresó que es preocupante que los comisionados de la Cree no hayan salido a dar ninguna declaración a finales del año pasado sobre la revisión del ajuste de energía.

Al igual que Zelaya, Hernández indicó que la variación de la tarifa será un aumento de entre el 5 y 6%. Hernández opinó que será imprudente aplicar el incremento acumulado a la tarifa de energía eléctrica para este trimestre, ya que la población no lo soportará. Por lo que solicitó a las autoridades que mantengan la actual cifra de la tarifa y esperar que el Gobierno entrante tome la decisión.

Liliana Castillo, economista, indicó que los subsidios no son sostenibles, por lo tanto tendrán que volverse a aplicar las tarifas de acuerdo con los costos de compra de energía.

Castillo también espera que no se aplique el incremento de una sola vez por la Cree. LA PRENSA intentó comunicarse con los comisionados de la Cree, pero no se obtuvo respuesta.