17/05/2022
09:21 PM

Más noticias

En su primer día como diputado del Partido Nacional el CNE inhabilita a Erasmo Portillo

El diputado, del Partido Nacional, primera fuerza de oposición en el Legislativo, fue inhabilitado luego de que el CNE constató “su parentesco de afinidad” con el designado presidencial, Ricardo Álvarez.

Tegucigalpa, Honduras

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Honduras ordenó este viernes al Parlamento del país que deje sin escaño al diputado electo Erasmo Portillo, quien fue inhabilitado —el segundo en 24 horas— por su parentesco de afinidad con uno de los vicepresidentes del país, Ricardo Álvarez.

Portillo fue inhabilitado “por mayoría de votos” del pleno del CNE como candidato a diputado del Congreso Nacional por el departamento de Francisco Morazán, región central, donde se localiza la capital, según la resolución del órgano electoral.

El diputado, del Partido Nacional, primera fuerza de oposición en el Legislativo, fue inhabilitado luego de que el CNE constató “su parentesco de afinidad” con el designado presidencial (vicepresidente), Ricardo Álvarez, añadió.

El ente electoral además declaró de oficio “la nulidad absoluta” de la credencial entregada a Portillo como diputado, y notificó al Partido Nacional sobre la resolución para que lo sustituya.

Portillo es el segundo diputado inhabilitado en Honduras, después de que en la víspera el CNE anunció la inhabilitación del parlamentario Roy Dagoberto Cruz tras confirmarse su parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad con el presidente del poder Judicial, Rolando Argueta.

Cruz, diputado también del Partido Nacional, interpuso un recurso de apelación ante el Tribunal de Justicia Electoral (TJE), el cual fue admitido, pero no ha sido resuelto. El secretario de Gobernación, Justicia y Descentralización, Leonel Ayala, también fue notificado que Portillo y Cruz no podrán integrarse al Congreso Nacional para el período 2022-2026.

Ayala presidió hoy la sesión del Parlamento hondureño en la que fue electa la junta directiva provisional en medio de una polémica porque 20 diputados del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) se opusieron a que el titular fuera Luis Redondo, propuesta por la presidenta electa del país, Xiomara Castro.

Beatriz Valle, uno de los 20 disidentes de los 50 diputados que obtuvo Libre en las elecciones generales del 28 de noviembre, propuso a los tres directivos provisionales, incluida ella como secretaria.

Ayala no permitió que el diputado Rasel Tomé, portavoz de Libre que apoya a Xiomara Castro, presentara una segunda propuesta, que sería encabezada por Luis Redondo, y procedió a juramentar a la junta directiva provisional, lo que derivó en un zafarrancho.

Diputados de Libre que apoyan a Castro, quien asumirá el poder el 27 de enero, y disidentes se fueron a golpes, saltando a la mesa principal del Congreso Nacional y lanzando bolsas de agua a los directivos de la junta provisional. La junta directiva encabezada por Cálix habría contado al menos con 30 votos de Libre, 44 del Partido Nacional y 10 del PSH, según lo que trascendió.