Tegucigalpa, Honduras.

Hoy se inicia la segunda semana de implementación de la primera fase de la reapertura de la economía, tras la pandemia del COVID-19, en la que se busca rescatar al menos 250,000 empleos y se anuncia la apertura de más instituciones públicas para atender a los ciudadanos.

Para el caso, el Ministerio Público desde hoy reabre sus oficinas, así como el Registro Nacional de las Personas (RNP) y otros negocios de la empresa privada. La apertura ha sido un desafío enorme y ha significado por un lado estricta disciplina, seguir las indicaciones para proteger la salud e implementar en los establecimientos todas las medidas de bioseguridad.

Primera semana de la fase 1
1. Implementación de
la fase 1 activa empleos
Empresarios dijeron que son 1.6 millones de empleos que se reactivan de los 4.2 millones de personas económicamente activas. De no abrir la economía las pérdidas rondarían por los 110 millones de dólares..
2. Pérdida de empleos se dio por la cuarentena
Según el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), en la cuarentena se perdieron o suspendieron 500,000 empleos. Banco Central de Honduras (BCH) prevé que economía sufra retroceso entre 2.9% y 3.9%.
3. Reintegración progresiva en el país
De las empresas, negocios y personas depende que continúe la reapertura económica. Algunas empresas evalúan de manera permanente al personal para evitar cierre temporal por contagio..

“Creo que la mayoría de personas han entendido que deben seguir las medidas de bioseguridad, es lo que nos permite ser productivos, trabajar, desplazarnos y vender o comprar, minimizando el riesgo, protegiendo nuestra vida y la de nuestras familias”, explicó Lisandro Rosales, comisionado de la crisis.

El gran reto ahora es continuar incrementando las capacidades en el sistema de Salud, tanto en infraestructura como la obtención de material médico y la detección de los focos de contaminación mediante las pruebas para diagnosticar el COVID-19.

Son siete días vitales para que se determine si se continúa o no a la fase 2, todo depende del cumplimiento de normas y número de contagios para determinar si se continúa o hay un nuevo confinamiento. Los ciudadanos, empresarios y microempresarios deben cumplir a cabalidad las normas para que no se apliquen sanciones, afirmó Rosales.

Más pruebas

Si algo estima el comisionado de la crisis de COVID-19 que es clave para evaluar el panorama de expansión del virus en el país y determinar el avance en las fases es incrementar la cantidad de pruebas PCR. “Es aumentar las pruebas, al adquirir más equipo y poner en acción más personal de microbiología. Tengo la convicción que pronto cumpliremos con la demanda diaria. Esto dará más información para continuar con las acciones que nos permitan salvar más vidas, la prioridad en salvar vidas”, dijo Rosales.

Pidió que no bajen la guardia para mantener abierta la economía. “Quiero enviar un mensaje a la ciudadanía, empresarios y microempresarios que no bajen la guardia con las medidas de bioseguridad, eso es clave para mantener abierta la economía y continuar nuestra vida en esta nueva normalidad. Se debe ser responsable”, agregó.

Inspecciones

La Unidad de Control de Riesgo Sanitario y Bioseguridad realizó unas 800 visitas a nivel nacional en la primera semana de reapertura de la economía y verificó el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. De ellas, en 37 empresas se constató que no están cumpliendo con las medidas establecidas. Desde cobros a empleados por transporte, por las pruebas para diagnosticar el COVID-19 y no guardar el distanciamiento fueron parte de las irregularidades detectadas.

La ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, dijo que de ser necesario se tomarán medidas más drásticas. “El compromiso de las empresas es cumplir los protocolos; pero si es necesario se tomarán medidas más drásticas, pues no queremos que suceda lo de otros países, adonde los muertos se vieron hasta en las calles”, señaló. En esta segunda semana de la fase I se anunció que se aumentó la capacidad para albergar pacientes en el Polideportivo.

Médicos sin Fronteras habilitó 20 camas más con todo el equipo para tender pacientes en condición moderada.

Plan de reapertura
TEGUCIGALPA. Desde el 8 de junio se inició la implementación del plan de reapertura por fases. En la fase 1 solo se reincorpora el 20% del personal, pero se excluyen los grupos vulnerables (personas de la tercera edad y trabajadores con enfermedades base). Esta etapa dura 15 días, termina el 21 de junio.
En la fase 2 se reincorpora el 40% de empleados, se analiza si en esta fase una parte del transporte público puede operar, se evalúa la apertura de algunas tiendas y el uso de estacionamientos en un 50% de su capacidad y uso de elevadores solo para personas con discapacidad, esto según región.
Esta fase dura 15 días para hacer una nueva evaluación que determine si se pasa o no a la fase 3. En la fase 3 se espera que más de la mitad de los empleados retornen a sus labores y también dura.