12/08/2022
11:26 PM

Más noticias

Dos años tardarán cambios en escuelas de formación de maestros

Este año comenzó su formación la primera generación de licenciados en Educación.

Tegucigalpa, Honduras.

El proceso de transición de las escuelas normales a centros de educación superior estará concluido en los próximos dos años; sin embargo, muchos estudiantes no ven con agrado permanecer hasta siete años en los centros educativos para culminar los estudios de una carrera de docente.

“En estos dos años debe estar definido el proceso de las escuelas de educación superior, pero las primeras generaciones iniciaron este año, porque se matricularon bajo esta medida”, informó Marlon Escoto, ministro de Educación. Indicó que el proceso de transformación comenzó formalmente, pero será el Consejo de Educación Superior el que deberá autorizar la transición, ya sea a todas las escuelas normales o solo a las que estén preparadas para hacerlo.

La Ley Fundamental de Educación contempla que a partir de 2018 no podrán ser parte del sistema todos aquellos mentores que no cuenten con una acreditación superior. Con base en lo anterior, 2013 fue el último año que las normales graduaron maestros de educación primaria, ya que ahora los estudiantes pasan a formar parte de un plan ampliado de siete años que exige el nuevo modelo de estudios de docencia en la categoría superior.

Las autoridades educativas explicaron que el cambio del currículum será paulatino, con el fin de que los aspirantes a profesores puedan incorporar elementos que les permitan cumplir los siete años de formación en los nuevos centros de enseñanza superior.

Los objetivos

Se calcula que en 2013 se graduaron cerca de cuatro mil maestros de educación primaria, una población de egresados bastante representativa, si se toma en cuenta que el ingreso se redujo y es posible que en 2014 la inscripción se mantenga en los grados actuales. El censo realizado por la Secretaría de Educación revela que hay unos 25 mil docentes desempleados, la mayoría de ellos son maestros de educación primaria.

Pero con el nuevo esquema educativo, estos profesores deberán cursar una carrera superior en la Universidad Pedagógica o en otro centro superior para ser absorbidos por el sistema en 2018. En ese sentido, Escoto apuntó que los estudiantes que se matricularon este año son consientes de que este tiempo es de conversión de las instituciones y por lo tanto deben continuar su educación hasta concluir los siete años que se necesitarán a partir de ahora.

“Los estudiantes que este año se matricularon en las normales saben que estos tres años son de transición y que ellos deben continuar después porque se aspira que en estos dos años se tenga la autorización, los profesores formados y la currícula terminada y que de tercero pasen a cuarto hasta séptimo año”, dijo el funcionario.

Aclaró que con este proceso de transformación no cambian los directores ni la planta docente de las escuelas y la currícula sería continua de siete años, aunque puede terminar a los tres años, si el estudiante así lo desea, pero quedaría inhabilita para salir a ejercer la docencia; sin embargo, puede ingresar a la universidad a sacar otra carrera.

Escoto explicó que no habrá ningún problemas con la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), ya que las escuelas normales formarán docentes de primero a sexto grado y la Universidad lo hará de tercer ciclo, secundaria y nivel superior.

Indicó que a raíz de este nueva estructura, en las escuelas la matrícula ha bajado, ya que los jóvenes se han desmotivado porque se ha ampliado el tiempo de formación; pero el funcionario ve de manera positiva este descenso.

Recientemente se publicó un decreto en el Diario Oficial La Gaceta en el que se establece que las escuelas normales estarán reguladas por el Instituto de Investigación y Capacitación Educativa (Inice), organismo que forma parte de la Secretaría de Educación.

“En este momento estamos haciendo la documentación para hacer la propuesta ante el Consejo Superior de Educación, la cual consiste en elaborar un estatuto, y una propuesta en general para que nos podamos convertir en Centro de Educación Superior y las normales estén listas”, dijo Denis Cáceres, director del Inice.

Preparados

Para José Cecilio Baide, director de la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio, esta transformación de las instituciones educativas es muy favorable y puso como ejemplo que la institución que dirige está preparada para el cambio. “Estamos haciendo el diagnóstico de lo que tenemos, como infraestructura, personal y finanzas y nosotros andamos bastante bien. Por ejemplo, la Ley de Educación Superior exige el 25% del personal tenga maestría y nosotros tenemos 38% del personal con maestrías”, reconoció.

Además alabó que ahora estos centros educativos estén trabajando en conjunto, ya que antes cada escuela normal trabajaba por su lado para convertirse en una entidad de nivel superior. Este proceso de cambio de las escuelas normales a centros de educación superior inició hace dos años, concertando la disposición establecida en la Ley Fundamental de Educación entre las autoridades de las instituciones y desde ese momento se creó un comité técnico conformado por los directores de todas las escuelas normales del país.