26/02/2024
02:16 AM

De los docentes que concursarán, más de 23,000 quedarían sin plaza

Por cada tres profesores que participen en el concurso, solo uno obtendrá la permanencia en el sistema educativo público.

Tegucigalpa. De los 38,000 que participarán en el próximo concurso docente, solo 14,400 maestros lograrán obtener una plaza en el sistema educativo público en febrero de 2023.

De acuerdo con la relación entre el número de vacantes y la cantidad de docentes que se someterán al concurso el próximo 8 de agosto, se establece que por cada dos o tres maestros hay una plaza disponible, lo que indica que de esa cantidad el que logre la mejor nota se quedará con la permanencia; es decir, que más de 23,000 maestros quedarán fuera.

Datos sobre el concurso

El concurso docente se realizará del 8 al 12 de agosto y constará de dos etapas: la primera es la presentación de documentos, en la cual los docentes que son licenciados tienen asegurado un 75%; el 25% restante dependerá de los méritos académicos y profesionales de cada uno. La segunda etapa es la prueba de conocimientos. Al sumar ambas fases, los maestros deben obtener como mínimo 75% para aprobar el concurso.

No obstante, Celso Flores, secretario de la junta nacional de selección docente, quien se encarga del proceso del concurso, dijo que la Secretaría de Educación les prometió 2,000 plazas más, con lo que, de llegar a darlas, la posibilidad de quedarse con una de las vacantes será mayor para los docentes.

Carmen Castillo participará por primera vez en el concurso para el nivel de prebásica y anhela ser una de los docentes que obtenga un puesto; sin embargo, está clara de que obtenerlo será difícil debido al número de docentes que participarán.

“Conozco muchos docentes que van a participar para el área de preescolar, por lo que estoy enfocada en que tengo que sacar una buena nota”, dijo.

Datos

1,500 Plazas para directores y secretarios de centros educativos se pondrán a disposición, además de 800 para prebásica.

9,000 Vacantes son para el nivel de básica (primero a sexto grado), el resto se divide en horas para secundaria.

La maestra de 36 años, que recién se graduó de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, está desempleada, por lo que espera lograr un puesto y así generar ingresos para su familia.

Del total de los 38,000 inscritos, más de 14,000 son los que actualmente laboran de forma interina en el sistema educativo, hay entre 10,000 y 15,000 que tienen una plaza y buscan aumentar sus horas clases, y el resto son docentes -unos 8,000- que están desempleados o laboran en instituciones privadas, de acuerdo con las declaraciones que dan integrantes de la junta.

Plazas congeladas

Joel Navarrete, presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), informó que hay unas 10,000 plazas en el sistema educativo que están congeladas, con las que se podría ayudar a la necesidad de la falta de trabajo para los profesionales de la educación.

“Eso es lo que debería estar haciendo el secretario de Educación en este momento, gestionando con la Secretaría de Finanzas para que le descongelen esas 10,000 plazas”, dijo.

El dirigente magisterial explicó que esa cantidad de estructuras educativas fueron cerradas durante las tres administraciones pasadas para reducir la masa salarial.